cádiz cf

Botella medio llena, botella medio vacía

  • Sólo una vez, el Almería en 2012, un equipo con 57 o más puntos en la jornada 35 acabó fuera del 'play-off'

Formación del Cádiz el pasado sábado en Reus. Formación del Cádiz el pasado sábado en Reus.

Formación del Cádiz el pasado sábado en Reus.

El Cádiz afronta las últimas siete jornadas de LaLiga 1|2|3 con unos números que invitan al optimismo, por más que los resultados más recientes hayan instalado en el pesimismo a un sector del cadismo. Aun siendo cierto que en los anteriores siete encuentros disputados los amarillos sólo han sido capaces de sacar nueve puntos, producto de dos victorias (Sevilla Atlético y Cultural), tres empates (Huesca, Rayo y Almería) y dos derrotas (Osasuna y Reus), y que con idéntica producción en lo que resta el ascenso directo sería un imposible y el play-off estaría complicadillo, no es menos verdad que la historia juega a favor del titular de la Tacita de Plata.

De hecho, de las siete temporadas en las que se celebra la competición con el mismo formato actual, dos plazas para subir directamente y otras cuatro para participar en la fase de ascenso, sólo en una ocasión un equipo que a estas alturas sumaba 57 o más puntos acabó fuera de los puestos de play-off.

En efecto, en la campaña 2011/12, el Almería marchaba sexto con 57 puntos, igual cifra que lleva el Cádiz en estos momentos, y terminó séptimo al ser rebasado por el Córdoba. Curiosamente, en aquel curso las plazas de honor fueron más caras que nunca, no en vano el Deportivo concluyó como campeón de Segunda con la cantidad más alta de puntos, 91, en los siete años que se compite con el actual formato; el Celta le acompañó en su regreso a Primera con 85 puntos, y jugaron la fase de ascenso el Valladolid, el Alcorcón y el Hércules, además del cuadro cordobesista, con 82, 73, 72 y 71 puntos, respectivamente.

En la 2010/11, el Elche contaba con 57 puntos en la jornada 35 y terminó cuarto con 69. Al Granada, que iba con 54, le bastaron 68 para alcanzar el objetivo, uno más que los 67 con los que entró el Celta.

En la 2012/13, ninguna escuadra con menos de 58 puntos a estas alturas entró en la pelea por el ascenso. La Ponferradina, séptima con 55, acabó en la misma posición con 66.

La campaña 2013/14 se puede considerar como la más barata desde que suben directamente dos y disputan el play-off cuatro. En este sentido cabe recordar que el Éibar, que a falta de siete partidos contaba con 58 puntos, se proclamó campeón con 71. Las Palmas, que llevaba 54, el Murcia, que tenía 51, y el Sporting y el Córdoba, que se hallaban fuera de la pugna, acabaron disputando la fase de ascenso. En el caso de los verdiblancos, en la séptima posición, porque tercero fue el Barcelona B, y con la cantidad menor de puntos en todos estos años, 61, cuando en la jornada 35 marchaban décimos con 49. Cosas del fútbol, en los cruces por la única plaza para llegar a la máxima categoría el mejor fue el Córdoba.

En la 2014/15, con más de 57 puntos a estas alturas no sólo no quedó ninguno fuera sino que el Zaragoza, que era séptimo con 52, concluyó sexto también con 61.

En la 2015/16, el Alavés, en la jornada 35 con un punto más que el Cádiz ahora, 58, subió como líder con 75; Nástic y Osasuna, que llevaban 54 y 53, respectivamente, al final se metieron, igual que Girona, Córdoba y Alcorcón, que ni siquiera estaban en esos puestos de honor a estas alturas.

Por último, la pasada temporada, 2016/17, a falta de siete duelos, Tenerife, Getafe, el propio Cádiz y Huesca sumaban menos puntos que los amarillos hoy en día y así y todo alcanzaron el play-off.

Motivos para la ilusión, sin duda. Aunque como también puede verse la botella medio vacía conviene precisar un dato que supone del mismo modo un baño de realidad: ningún conjunto que en la jornada 35 sumaba menos de 58 puntos logró el ascenso directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios