CÁDIZ CF

Auténtico seguro de vida

  • Cifuentes protagonizó en León otra gran actuación y se confirma como uno de los jugadores fundamentales del plantel para ascender de categoría

Alberto Cifuentes se hace con un balón aéreo durante un encuentro de esta temporada. Alberto Cifuentes se hace con un balón aéreo durante un encuentro de esta temporada.

Alberto Cifuentes se hace con un balón aéreo durante un encuentro de esta temporada. / LOF

No es casualidad que sea el único futbolista de la plantilla que acumula todos los minutos posibles en Liga sobre el césped, 2.790. No es casualidad que lidere la clasificación de porteros menos goleados de LaLiga 1|2|3, con 18 recibidos después de 31 encuentros. Alberto Cifuentes volvió a demostrar en León que sus intervenciones le convierten en un jugador fundamental si el Cádiz pretende aspirar a dar el salto de categoría. El albaceteño firmó ante la Cultural una actuación sobresaliente, sobre todo cuando, tras el tanto de Álvaro García, el equipo de Álvaro Cervera dio un paso atrás y los locales gozaron de oportunidades para empatar. Ahí emergió la figura de un cancerbero que, a sus casi 39 años, parece más en forma que nunca.

Suele suceder en fútbol que las flores, los halagos, se los reparten los delanteros más realizadores, los centrocampistas talentosos, los jugones que acaparan el mayor protagonismo por acciones que inclinan la balanza en los partidos. Es la cruda realidad de este deporte. Sin embargo, la función de un guardameta, el último hombre en campo propio, el que no cuenta con nadie que le guarde la espalda si comete un fallo, rara vez obtiene el reconocimiento que merece. Mas Cifuentes lleva ya tres temporadas ganándose en Cádiz el favor de la afición y la admiración de compañeros y rivales por su trabajo día tras día, jornada tras jornada. Porque detrás de los paradones que realiza en los encuentros hay mucha ilusión para entrenar y hacerlo al máximo nivel. Ya se sabe, se juega como se entrena.

Con un promedio de 0,58 goles encajados por partido, Cifuentes no tiene quien le haga sombra en su demarcación dentro de la categoría de plata del fútbol español. Mariño, del Sporting, y Herrera, de Osasuna, son sus inmediatos perseguidores con 24 tantos recibidos cada uno. Pero más allá de esos registros, de comparaciones que le encumbran a nivel individual, la aportación del albaceteño al colectivo, en forma de resultados, no admite dudas.

En 31 jornadas, ha sido capaz de dejar su puerta a cero en 17 ocasiones, un dato directamente relacionado con los 24 duelos en los que el cuadro amarillo ha puntuado, con 15 victorias, de ellas 11 sin encajar gol, y 9 empates, de los cuales en 6 no le marcaron. En lo que va de campaña, Cifuentes sólo ha recogido el balón del fondo del marco más de dos veces en un choque, el día para olvidar de Lorca (3-0), mientras que ha visto perforada su portería dos veces en otras dos ocasiones, ante Osasuna en Carranza (0-2) y también en casa frente a la Cultural (2-2).

En los otros 11 partidos en los que algún rival le ha marcado, siempre un gol, ese tanto fue determinante en forma de derrota en Oviedo, Huesca, Alcorcón, Soria y Pamplona; encontró réplica en el anotado por los de Cervera y por tanto se tradujo en un empate en Tenerife y contra el Lugo en Carranza, y no tuvo mayor repercusión porque el triunfo terminó en manos de los amarillos en Córdoba (1-2) y en Carranza ante el Barcelona B (3-1), el Oviedo (2-1) y el Sevilla Atlético (4-1).

Principal artífice de la imponente racha que catapultó al cuadro cadista a las plazas de honor, al no encajar ningún gol en siete jornadas consecutivas, entre la 12ª y la 18ª, el meta titular del Cádiz es un valor seguro y un seguro de vida para afrontar el tramo decisivo de la campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios