cádiz cf

Álvaro García, sin pelos en la lengua

  • "Es normal que la gente se ponga nerviosa porque no nos quiere ver otra vez en Segunda B", advierte

Álvaro García adopta una postura acrobática para alcanzar el balón en el entrenamiento de ayer. Álvaro García adopta una postura acrobática para alcanzar el balón en el entrenamiento de ayer.

Álvaro García adopta una postura acrobática para alcanzar el balón en el entrenamiento de ayer. / fito carreto

La comparecencia de prensa de Álvaro García dio ayer para mucho. Como se suele decir, tuvo juego porque dejó frases sonadas y habló con mucha claridad de lo personal y lo colectivo. El extremo es protagonista desde el verano por diversos aspectos, aunque admite que tiene ganas de recuperar sensaciones para ayudar al equipo.

El utrerano reconoce que en estos momentos le toca trabajar fuerte para recuperar lo mejor de su faceta como jugador veloz y con llegada. "Ahora me falta coger algo de más ritmo tras casi un mes parado. El partido del otro día se me hizo largo porque el miércoles habíamos jugado y costó recuperar. Nosotros hacemos los partidos muy físicos; vas arriba y abajo, y tras un mes parado cuesta hacerlo". Precisamente habló del empate contra la Cultural. "Tras una primera parte que fue la mejor de la temporada, es duro que se vayan los puntos".

Se refirió a la ausencia de Salvi, que cayó lesionado el pasado sábado. "Nuestro fútbol es jugar por banda. Es normal que se note la baja de Salvi, pero hay compañeros para sustituirle y seguro que lo van a hacer bien". Resta importancia a que los rivales sepan qué Cádiz van a tener enfrente. "El Huesca nos conoce. Sabe cómo juega el Cádiz. Nosotros no podemos cambiar nuestro estilo porque nos llevó a ser quintos la temporada pasada y seguro que ahora nos lleva a hacer una buena campaña. No hacemos un juego muy bonito pero es eficaz. La plantilla está concienciada y el grupo es muy bueno para salir adelante", recalcó con seguridad.

Álvaro García expuso sus sensaciones por el comportamiento de la afición ante los malos resultados. "Es normal que la gente se ponga nerviosa porque no nos quieren ver otra vez en Segunda B", agregando que "el objetivo del equipo es el mismo, permanecer en Segunda A". "A todos nos gustaría ascender pero es una liga difícil, con todo muy igualado. Los resultados llegarán porque las ideas están muy claras", apuntó.

Uno de los jugadores más importantes del equipo se refirió a la reciente renovación del entrenador. "El míster tiene la confianza del club. Él se la ha ganado. Ha sido muy importante para mí porque me dio mucha confianza desde su llegada. Su renovación es una gran noticia para el Cádiz, que está hecho a la idea del míster".

El extremo del conjunto amarillo regresó en sus palabras a su faceta más personal porque sabe lo mucho que se espera de él en el presente curso liguero. "Siempre he estado concienciado en poder hacer una buena temporada. Soy humilde y siempre debo darlo todo. El Cádiz me ha dado mucho y le debo mucho", explicó antes de exponer que nota que los jugadores que le marcan le analizan en los encuentros de otra manera: "Los rivales no me entran rápido y ahora me esperan más. Y los laterales ya no suben tanto porque saben que pueden pasarlo mal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios