Aguilera, una baja de peso en los aragoneses

Rubi, entrenador del Huesca. Rubi, entrenador del Huesca.

Rubi, entrenador del Huesca. / efe

El Huesca encara el partido contra el Cádiz con la importante baja del centrocampista defensivo Juan Aguilera, operado hace tres días de una fractura del cuatro metacarpiano del dedo de la mano derecha que sufrió en el entrenamiento del pasado martes.

No es una ausencia menor al tratarse del futbolista que da equilibrio en la medular. Es el Garrido del Huesca. Un día después de ser operado recibió el premio al mejor jugador del equipo que concede la peña Fenómenos oscenses, lo que da una idea de su buen rendimiento. Salvo sorpresa, Luso será el que ocupe el lugar de Aguilera, que había jugado casi todos los partidos y ahora emerge la duda de cómo responderá su equipo sin su presencia.

El entrenador del conjunto aragonés, Rubi, señaló sobre el encuentro que el rival que le genera "una señal de alerta", ya que vendrá "buscando una reacción" que le permita cambiar la racha. El Cádiz "es un equipo importantísimo en la categoría, con jugadores con nivel y experiencia que buscarán salir de esa dinámica haciendo un buen partido".

Rubi está tranquilo porque su equipo le transmite seguridad. "Defensivamente estamos fuertes, recibimos pocas ocasiones. Me da mucha seguridad porque en defensa sufrimos poco. Ahora tenemos que despertar un poco más en ataque aunque también estamos avanzando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios