La vuelta a la tortilla

  • La defensa del bar Grimaldi aporta vídeos de Masterchef donde se dice que debe estar cruda

Imagen de la terraza del bar Grimaldi. Imagen de la terraza del bar Grimaldi.

Imagen de la terraza del bar Grimaldi. / dc

¿tortilla más bien cruda o muy hecha? Esa es la cuestión. Lo que se trata de dilucidar cuál es la tortilla perfecta. A juicio de la defensa del propietario del bar Grimaldi, el establecimiento donde se hicieron las tortillas que en los Carnavales de 2016 acabaron por intoxicar a más de un centenar de personas, uno de los cuales murió al tener otras patologías previas, cree que el canon es que deben ser más bien crudas.

En este sentido, el letrado Felipe Meléndez ha presentado como prueba en el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz un vídeo del programa televisivo Masterchef y otro de un concurso de tortillas en la gallega Betanzos, tal y como ha asegurado en declaraciones a Radio Cádiz. En el primero se instruye a los concursantes cómo debe ser una buena tortilla de patatas y en el que se puede ver cómo debe ser la manipulación de los alimentos y la elaboración de la tortilla.

El juez ha rechazado estas pruebas pero la defensa ha recurrido esta decisión

En el segundo, el de Betanzos, fue un concurso en el que se presentaron más de 125 establecimientos y en el que resultó ganador uno en el que la tortilla estaba poco hecha.

Pero para opiniones hay gustos diversos y un representante de una organización de los consumidores dijo una cosa muy distinta y es que la tortilla debe estar bien hecha.

El asunto no es un debate culinario simplemente sino que tiene mucha más miga. Los afectados por la intoxicación coincidían en que la tortilla servida en el bocadillo estaba muy poco hecha y esto hace que pueda tener un mayor riesgo para los consumidores.

En principio el juez que instruye el caso, Miguel Ángel López Marchena , había rechazado estas pruebas al entender que se había infringido las normas de consumo, por lo que la defensa del propietario y del cocinero del Bar Grimaldi ha presentado un recurso contra esta decisión del juez y está esperando a que se resuelva.

Otro de los puntos que trata de desmontar el letrado Felipe Meléndez es la de que los huevos que se usaran para cocinar la tortilla tenían que estar refrigerados. El mismo abogado ha hecho un recorrido por un montón de grandes superficies que ha certificado con fotografías donde se puede ver que los huevos se venden sin estar refrigerados.

"Lo que pretendemos demostrar es que el común hacer de las personas que entienden de cómo se hace una tortilla en el mundo de la gastronomía es el que se siguió, y que comprando huevos como se compraron de una granja legal, la imprevisibilidad de que los huevos estuvieran contaminados por dentro como ocurrió hace que en principio no sean imputables al señor Grimaldi ni a su cocinero los hechos que se les están imputando", señaló Felipe Meléndez en las declaraciones a Radio Cádiz.

La delegación de Salud, ante este argumento de la defensa dijo en su día que lo que realmente provocó la intoxicación estuvo en la manipulación que se realizó en el bar Grimaldi, y no en los huevos contaminados. Así el SAS señaló que el porcentaje de huevos afectados por salmonela era el habitual, en torno a un 5%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios