Los vecinos apoyan la petición de mano dura contra las infraviviendas

  • La Junta ya ha comunicado al Ayuntamiento la relación de 17 fincas con partiditos cuyos dueños se niegan a rehabilitar

Todas las asociaciones de vecinos del casco histórico respaldan la petición de la Junta para que el Ayuntamiento actúe ante la situación de 17 fincas con infraviviendas cuyos dueños se niegan a rehabilitar.

La Oficina de Rehabilitación presentó ayer el escrito en el Registro municipal, dirigido a la alcaldesa, Teófila Martínez. En él se informa de que la Comisión del Participación Ciudadana, en la que están integradas las entidades vecinales de intramuros, conoció el pasado 10 de abril un informe detallado de las actuaciones realizadas en fincas con infraviviendas y de los casos en los que la Oficina "se ha puesto en contacto con la propiedad, sin que esta haya manifestado conformidad con la ejecución de las obras bien sea a través de la misma oficina técnica o por cuenta propia".

Las asociaciones de vecinos, explica la Junta, también realizaron aportaciones y finalmente se acordó enviar una carta al Ayuntamiento "de tal forma que se haga cumplir" a los propietarios "con el deber de conservación y de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público".

Esta carta, en forma de propuesta, es la que llegó ayer al Ayuntamiento. En su primer punto pide que en estos 17 casos el Ayuntamiento "adopte las medidas oportunas para hacer cumplir a los propietarios con el deber de conservación y rehabilitación de la finca", ya que esta competencia es municipal. En el escrito se recuerda al gobierno local que para ello puede adoptar medidas como la ejecución subsidiaria, la imposición de multas coercitivas y la expropiación de la finca. En este punto, la Junta ofrece quedarse con las fincas que se expropien "asumiendo todos los gastos derivados de la expropiación así como los realojos de los inquilinos que las habitan, y la asunción del compromiso de rehabilitación de las fincas mediante la ejecución de obras de conservación y mejora".

En un segundo punto, se propone que se incluya a la Oficina de Rehabilitación y las asociaciones de vecinos "como parte interesada en los procedimientos que se inicien desde el Ayuntamiento en relación a estas fincas y de esta forma poder erradicar el problema de infravivienda que subsiste en el municipio".

El documento, firmado y sellado tanto por la Oficina de Rehabilitación como por las entidades vecinales (Gades de La Viña, José Moreno de Mora del Balón, Murallas de San Carlos, San Juan, Tres Arcos de El Pópulo, el Carmen del Mentidero, las Tres Torres de Santa María y la asociación de vecinos Cádiz Centro), concluye con la relación de las fincas.

Estos 17 inmuebles contienen 136 viviendas y son Benjumeda, 19; Flamenco, 1; General Luque, 8; Montañés, 8; Sacramento, 19; Adolfo de Castro, 18; Hércules, 31; Soledad, 13; Argüelles, 4; Obispo Urquinaona, 31; Puerto Chico, 10; Botica, 17; Mirador 3 y 17; Pericón de Cádiz, 14, el número 83 de Sagasta y el 1 de la calle Vidal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios