Los vecinos de Cortadura reclaman más protagonismo para el barrio

  • Denuncian el "abandono" de lo que es la entrada a la capital, el mal estado en el que se encuentra el paseo marítimo en invierno y la escasez de comercios en los alrededores

Comentarios 20

Los vecinos de Cortadura reclaman más protagonismo para su barrio. Un barrio que, como muchos de ellos dicen, además de ser el último extremo de la capital es también la entrada a la ciudad y, por tanto, tarjeta de presentación de una capital de provincia.

Desde la glorieta Helios hasta la de Cortadura, el barrio es, de momento, el primero que se encuentra cualquier visitante que acceda a la ciudad en coche. A pesar de ello, varios vecinos denuncian cierto abandono por parte de la administración local, un abandono que, en este caso, "es aún más sangrante puesto que se trata de la única entrada a la ciudad", según comenta el presidente de la asociación de vecinos de Cortadura, David Moreno.

Uno de los puntos más atractivos de Cortadura es, al igual que en el resto de la ciudad, el paseo marítimo. Antonia Carmona y su marido viven muy cerca de esta zona. Antes residían junto al parque Genovés y "a veces pensamos que nos equivocamos con el cambio". Según explican, "el paseo marítimo en Cortadura está muy sucio durante el invierno, se nota que cuando llega el verano y los turistas el Ayuntamiento se preocupa más por su estado". En algunos rincones del paseo "hay hasta cucarachas porque las aceras no se baldean regularmente". Unas aceras, según relata el matrimonio, incómodas de transitar, pues "los dueños de los restaurantes colocan sus pizarras de publicidad de tal forma que impiden caminar tranquilamente". En cuanto al comercio, Antonia reconoce que tiene que adentrarse en la avenida principal, a la altura de La Laguna, para encontrar tiendas que satisfagan sus compras diarias. De hecho, mientras el número de comercios en Cortadura no supera los cien, en La Laguna asciende aproximadamente a los 380, según datos de la Asociación de Comerciantes de Extramuros. Después del cierre del supermercado Eroski, "ahora tenemos aún más complicado hacer las compras", comenta Antonia Carmona. Además de la falta de comercios, esta vecina denuncia "la acumulación de basura en el paseo marítimo, cuyas consecuencias empeoran con el viento". También critica la velocidad con la que circulan algunos vehículos cuando acceden a la capital, "muchos conductores no se dan cuenta de que ya están en una ciudad cuando llegan del puente Carranza o de San Fernando".

Rafael Rodríguez, vecino de 33 años, tiene una percepción más positiva de la marcha del barrio. Pero un problema en la rodilla le hace ver cosas que otros no ven. "El complejo deportivo Ciudad de Cádiz tiene una rampa de acceso desde la calle, pero dentro ni hay rampa ni ascensor. Sólo por ese motivo no tengo la posibilidad de hacer deporte en este centro, pues no puedo subir escaleras", denuncia.

"Este barrio es más de San Fernando que de Cádiz", asegura Quino Girón, vecino de la zona. Coincide en que el paseo marítimo "está sucio y abandonado". Él, como muchos otros residentes, tiene que ir "hasta casi el estadio para encontrar mayor variedad y mejores precios en la comida y otros artículos". Antonia Mariscal, residente en el Edificio Cortadura, cree que "la escasez de comercios se debe al alto precio de los locales de esta zona. Además, este no es un sitio de paso, por lo que los inversores se resienten. Tampoco tenemos muchas entidades bancarias", comenta.

El parque de Cortadura, que el Ayuntamiento está creando entre las calles Adelfas y Benalup y que acumula meses de retraso, no "está muy cuidado", asegura el presidente de la asociación de vecinos de Cortadura. En su opinión, "los servicios de limpieza no acuden al parque con frecuencia y no se llevan los matojos que retiran de los jardines". En este sentido, Moreno comenta que la concejal responsable de Parques y Jardines, Carmen Obregón, "es la única que se ocupa de nosotros y nuestros jardines. Por el contrario, la concejal de distrito, Ana Mestre, nunca atiende nuestras reclamaciones", denuncia. La tercera y última fase del parque, que se ejecutará próximamente, culminará la zona deportiva al aire libre con su respectiva iluminación, la zona de juegos y rematará la ordenación de la zona verde. Según los vecinos, "la rampa que comunica Cortadura con Zona Franca se encuentra en muy malas condiciones, cada vez está peor". En cuanto a la escasez de comercios, el portavoz asegura que "uno de los motivos se debe a que los bajos de los edificios se han destinado a viviendas y no a locales".

Con lo que sí contará el barrio próximamente será con locales de ensayo para grupos de música. Será en la nave anexa de la lonja municipal de frutas después de que recientemente la junta de gobierno local aprobara el pliego de condiciones del Centro de Música Joven La BásKula. El Ayuntamiento también pretende adquirir las competencias sobre el fuerte de Cortadura -actualmente del Ministerio de Defensa- para así someterlo a un actuación integral.

380

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios