Las vacaciones de la salud

  • Los 36 niños bielorrusos que acoge Vera-Cruz junto a Aguaores Blancos y San Lorenzo llegaron ayer

Comentarios 1

Desde hoy llenarán por las tardes la plaza de San Francisco, disfrutando de unas vacaciones que van más allá del descanso y el disfrute de playa y juegos. Los niños bielorrusos llegaron ayer a Cádiz, por séptimo año consecutivo, gracias a la labor que realiza la cofradía de Vera-Cruz junto a la colaboración desde hace algunos años de la asociación Aguaores Blancos y la comunidad parroquial de San Lorenzo. Un programa de acogida, el de los niños bielorrusos, que basa su importancia en la mejora de la salud que experimentan estas todavía víctimas de la catástrofe nuclear de Chernóbil.

Sobre las seis de la tarde aterrizaba en Sevilla el avión que traía desde su país de origen a los niños que se reparten por toda Andalucía, especialmente en Sevilla, Huelva y Cádiz. Hasta aquí llegaron 36 bielorrusos, acompañados por dos monitoras.

San Francisco, como no, fue el punto de reunión de los bielorrusos con sus familias de acogida, que aguardan todo el año para este particular reencuentro. Desde hoy y durante los próximos 42 ó 50 días -el período de estancia todavía no está confirmado por parte de la organización regional de este programa de saneamiento, a la espera de concertar los vuelos de vuelta a Bielorrusia- los niños disfrutarán de un periodo vacacional que ayudará a mejorar su salud, afectada por la catástrofe de Chernóbil, y que estará plagada de actividades programadas por los tres colectivos participantes en esta importante labor solidaria que cumple ya siete años.

Así, en el programa establecido se incluye la recepción a los niños, que se celebrará mañana con una eucaristía en San Lorenzo y la posterior copa de bienvenida en el patio del colegio La Salle Viña, organizada por la cofradía de Afligidos. El jueves será el día en que aquellos niños que lo necesiten serán sometidos a una revisión médica en el hospital Puerta del Mar.

Para el 3 de julio está prevista una jornada de convivencia en la playa de La Caleta con niños acogidos en Sevilla y Huelva. El día 8 una visita a Isla Mágica, el 17 al parque acuático Aqualand y el 24 de julio una visita al Parque Natural de la Bahía de Cádiz, con vuelta en el Vapor incluido. A estas tres últimas actividades se sumarán también las niñas del Rebaño de María, a quienes también atiende la cofradía de Vera-Cruz, que quiere intensificar la labor con este colectivo.

Igualmente, los bielorrusos serán recibidos el 14 de julio por el obispo, Antonio Ceballos, el 19 disfrutarán de una merienda organizada por Aguaores Blancos y el 2 de agosto de una fiesta de despedida a este séptimo año en el que los bielorrusos disfrutan de unas vacaciones de la salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios