La unanimidad

TRES minutos le han bastado al Ayuntamiento de Cádiz para cepillarse la medalla de oro de la ciudad que en su día fue entregada por acuerdo plenario al anterior jefe de Estado, concretamente en 1975, con Franco ya tocado de muerte.

Se la dio el Ayuntamiento que presidía Jerónimo Almagro y en el que figuraban personas, entre otras, como Evelio Ingunza León, Manolo Marrero, Paco Alarcón, Manolo de Diego, Ricardo de la Fuente, Enrique Láinez, cuya memoria ahora ha quedado a los pies de unos caballos azuzados por la coalición Izquierda Unida, que es la que ha logrado en nuestro Ayuntamiento la unanimidad. O sea, ha logrado que todos sean del mismo parecer, que Teófila piense en este tema igual que Román y que Sebastián Terrada, el padre de la criatura. Todo un milagro.

Retirada está la medalla (los ciudadanos dirán si está bien quitada o no), pero no por ello debe ser ridiculizado ni maltratados el honor y la vergüenza torera de aquél alcalde y de aquéllos concejales, cuya gaditanía me la juego con quien quiera. A ver quien es el guapo que los encuentra queriendo y defendiendo a Cádiz más que ellos. Que me digan uno solo. Dirá IU que el malo de la película era Franco, pero obviará que fueron esos ediles los que, también por unanimidad, le concedieron el honor.

Y nos preguntaremos desde fuera del salón de plenos por qué sólo hay unanimidad en esto. Le preguntaremos al PSOE porque no la quitaron ellos cuando estuvieron dieciséis años gobernando el Ayuntamiento, le preguntaremos ahora a IU a qué calles de Cádiz quieren quitarle el nombre, con qué nos va ahora a amenizar esa unanimidad que, no confundamos, es del Ayuntamiento de Cádiz, que no del PP, que, por cierto, ha votado otra cosa en muchos sitios. Pero, insisto, ¿por qué no retiró el PSOE la medalla?

Me repito, la medalla está quitada unánimemente y no hay más que hablar. Ahora sólo cabe pedir que al menos respeten a quienes la concedieron. Y confiando en que así sea, quedo a la espera de esa "lista maldita" de IU, que en Sevilla incluyó a José María Pemán y que confío en que aquí no repitan la gracia. Y quien dice Pemán, dice Carranza, por no seguir.

Y que sepa el PP que a muchísimos de sus votantes no ha gustado tanta atención para con IU y que hubieran preferido la abstención, como se ha hecho en tantos sitios. Todo el mundo, y usted lo sabe bien señora alcaldesa, no piensa igual. Esto lo entendió magníficamente Carlos Díaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios