Las tradicionales bromas a los hijos del Miño

6 de enero de 1878. Siguiendo las costumbres de la mayor parte de los pueblos de España, ayer se vieron en nuestra ciudad las obligadas escenas de ir a esperar a los Reyes Magos. Unos acudieron cándida y sencillamente y otros fingiendo una ignorancia que ciertamente no tienen. Vimos a mucha gente exhibiéndose por las calles y plazas con cestos y hachones. Otros llevando consigo escaleras para gastar bromas en los balcones, siendo, como es tradición, los hijos del Miño las víctimas de estas poco cultas expansiones. La novedad de este año es que ha habido una especie de mascarada, en la que iban representados Melchor, Gaspar y Baltasar, precedidos de una rutilante estrella y seguidos por una banda de música que animaba con armoniosos ecos. La multitud iluminaba las calles con hachones.

l Máximo Gómez, el último cabecilla rebelde. Las noticias de Cuba no pueden ser más alentadoras y la paz aparece más próxima. Se ha sabido que la partida de Máximo Gómez, única de alguna consideración que queda en nuestra preciada Antilla, ha sido batida en toda regla por las tropas al mando del coronel Gasco. 50 muertos y 121 prisioneros fue el resultado para los rebeldes. Entre los prisioneros se encuentran dos ayudantes de Máximo Gómez, el "generalísimo" de los insurrectos.

Nuestras bajas fueron 12 muertos y 19 heridos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios