"Hay otros trabajos más sacrificados que el de camarero"

Comentarios 6

Francisco José Chulián acaba de terminar su mandato como presidente de la Asociación Provincial de Maitres, Sumilleres y Profesionales de Sala, el segundo colectivo de estas característica nacido en Andalucía. Chulián es además profesor de servicio de restaurante-bar en la Escuela de Hostelería, donde imparte sus lecciones a los futuros camareros.

-¿Cuál es el principal objetivo de la Asociación?

-Dignificar la profesión, sobre todo, aunque sin intentar influir en el empresariado. Hemos conseguido la unión de los que trabajamos en el sector y organizamos constantemente cursos formativos para seguir aprendiendo.

-¿Por qué cree que está mal considerada la profesión de camarero?

-Se desconoce desde fuera. No sólo es poner cafés y montar mesas. La palabra camarero les suena despectiva a muchos, pero en realidad estamos hablando de un profesional de sala, en realidad un jefe de rango.

¿Es difícil quitarle el sambenito de ser un trabajo en el que se echan muchas horas y se cobra poco?

-Es difícil porque así es en muchos de los casos. El último convenio de hostelería ha logrado un poco de avance, pero no el suficiente. De todas formas, hay trabajos más sacrificados que el de camarero

-¿Es tan importante la formación?

-Por supuesto. Existe la idea de que todo el mundo puede entrar a trabajar de camarero, que en cierto modo es verdad porque es una vía de escape para el que no tiene nada mejor que hacer. Pero los que se quedan finalmente en la profesión tienen la oportunidad de formarse, algo imprescindible porque la clientela y el empresariado es cada vez más exigente.

-Los padres quieren lo mejor para sus hijos y la profesión de camarero no entra en los planes de la mayoría de los progenitores.

-Es comprensible porque suena a "no quiero estudiar y me meto detrás de una barra", pero la formación es posible. En la Escuela de Hostelería contamos cada año con el 97 por ciento de empleo de los que salen de las promociones. La mayoría de nuestros ex alumnos trabajan en restaurantes y hoteles de gran nivel, donde están los mejores horarios y honorarios del sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios