"Hay mucho trabajo por hacer en Cádiz"

  • La ministra de Igualdad anuncia que el Gobierno creará en junio un Juzgado de Violencia exclusivo para la capital

Comentarios 19

"Hay mucho por hacer en Cádiz". La ministra de Igualdad, Bibiana Aido, en la que era su primera comparecencia pública tras tomar posesión de su cargo, en su tierra natal, no tuvo reparo alguno en reconocer que la provincia, en materia de igualdad, también viaja en el vagón de cola. 25,2 puntos porcentuales separan la tasa de actividad de hombres de la de las mujeres, "cinco o seis puntos por debajo de la media española". Y además, "las mujeres cobran casi un 20% menos por el mismo trabajo".

Conseguir pues que de la igualdad legal se pase a la igualdad real y efectiva será una de la prioridades de la titular del nuevo Ministerio de Igualdad, que por supuesto tampoco se olvidará de la lucha "contra una de las peores lacras", la violencia de género. Aprovechó Aido entonces para anunciar que Cádiz capital contará con un Juzgado de Violencia exclusivo que empezará a funcionar a final de año. Según detalló, el Real Decreto que contemplará la creación de este nuevo órgano será aprobado a principios del junio en Consejo de Ministros,

Está previsto que el Gobierno cree en el transcurso de este año nueve juzgados exclusivos de violencia de género. En la provincia, sólo disponen de estos órganos Jerez y Algeciras. Junto al de Cádiz, se dotará de estos nuevas salas a las localidades de Gavà, Tarrasa, Lleida, Reus, Villarreal, Gandía, Leganés y Baracaldo. De este modo, a final de 2008 habrá 92 juzgados exclusivos en toda España, a los que se les sumarán los 366 "compatibles" existentes.

Para este próximo verano, el Ministerio de Igualdad quiere además poner en marcha una campaña de sensibilización para seguir luchando contra la violencia sexista, "ya que la cifra de mujeres asesinadas se dispara en épocas vacacionales". Una campaña que, explicó la ministra, tendrá "un carácter permanente" e incidirá en un doble sentido: en la protección a las víctimas y en la necesidad de procurar "un mayor aislamiento social a los agresores".

Bibiana Aido anunció también que ya se ha comenzado a preparar un balance de los tres años en vigor que ha cumplido la Ley Integral contra la Violencia de Género. Será un diagnóstico de cara a la Conferencia de Presidentes que, recordó la ministra, será un monográfico sobre la violencia de género. Cuestionada sobre ello, la ministra no se anduvo con medias tintas y reconoció que las mujeres víctimas de malos tratos sufren el "colapso judicial que hay", y no retraso como precisó su colega de Justicia.

En paralelo, el Gobierno también trabaja en la erradicación de otras desigualdades. En este sentido, la gaditana avanzó que se ha creado una Dirección General contra la Discriminación. Y se mostró convencida de que España se situará como "referente internacional en cuanto a la ampliación de derechos de la ciudadanía", con la Ley de igualdad de trato "que se va a impulsar", la Ley integral contra la violencia de género, la Ley de igualdad social entre hombres y mujeres, y con la complementación de dos Directivas europeas del 2000 sobre la no discriminación por razón de etnia y otra sobre la no discriminación en el empleo por razón de orientación sexual, orientación religiosa, edad o discapacidad.

Bibiana Aido, por último, abogó por no seguir hablando más de conciliación de la vida familiar y laboral por parte de las mujeres sino de "corresponsabilidad" por parte de sus parejas en el cuidado de los hijos. Consideró que se han dado pasos importantes para ello con la Ley de Igualdad, con la contemplación del permiso de paternidad, que se duplicará esta legislatura, y con la obligación de que las empresas con más de 250 trabajadores tengan planes de igualdad. No obstante, avanzó que se incentivará a las Pymes (pequeñas y medianas empresas) para que tengan estos planes, "aunque no es obligatorio". Y es que, apostilló, uno de los principales "caballos de batalla" de su Ministerio será crear medidas para el fomento de la corresponsabilidad.

Aunque leyó buena parte de su discurso, Aido demostró que tiene madera: con un capotazo ventiló la valoración pedida acerca de su opinión de que su homóloga italiana haya salido en la revista Interviú, después de que el presidente Berlusconi criticara al Gobierno de Zapatero por ser "rosa". "No tengo ningún comentario. Un presidente que hace declaraciones del tipo de que hay que destetar a las niñas no merece comentario".

El Ayuntamiento de Cádiz había reclamado en numerosas ocasiones la creación de un nuevo juzgado de violencia de género, pero hasta ahora había encontrado la oposición de la Junta al no estimarlo necesario en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios