Los trabajadores de Náutica piden que se retrase el cierre

  • El delegado del Gobierno andaluz, Gómez Periñán, confirma la decisión afirmando que "con la seguridad no se juega"

Comentarios 3

Los trabajadores del Centro Náutico Pesquero quieren que se retrase el cierre del edificio hasta que se normalice y negocie el futuro laboral de la plantilla, de forma que quede sin efecto la orden de la Junta de Andalucía de desalojarlo mañana. Así lo ha manifestado el comité de empresa del personal laboral en un comunicado dirigido al jefe del servicio de personal, en el que consideran que el cierre del centro se puede hacer "de una forma más pausada y negociada que no altere, tanto psíquica como anímicamente, a los trabajadores del centro". Asimismo, el presidente del comité, Javier Cabarcos, comentaba ayer a este periódico esta petición que realizan los trabajadores, que ayer se manifestaron en la puerta del centro en contra de la decisión de la Junta de Andalucía.

Precisamente, el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, confirmó ayer que el centro cerrará sus puertas de forma definitiva el viernes y basó la decisión en motivos de seguridad, "y con la seguridad no se juega, está por encima de cualquier otro asunto". En declaraciones a este periódico, Gómez Periñán confirmó que los trabajadores serán reubicados en otros centros de Cádiz capital -una de las reclamaciones del colectivo- "salvo aquellos profesores que tengan que ir a San Fernando", donde se destinará la actividad en septiembre. Por tanto, hizo una llamada a la calma a la plantilla de laborales, a quienes recuerda el caso del cierre de la residencia Tiempo Libre, cuyos empleados han sido reubicados temporalmente en otros centros de la Junta en Cádiz.

Sin embargo, estas declaraciones no convencen a la plantilla, que no entiende que la decisión se haya tomado la semana pasada por motivos de seguridad "si el informe sobre el estado del edificio se entregó en octubre de 2007". Además, el comité argumenta que dicho informe aconseja la "remodelación profunda" del edificio, "pero no es necesario actuar con tanta urgencia", argumenta Javier Cabarco (del sindicato de Comisiones Obreras).

Este sindicato (CCOO) ha enviado un comunicado en el que denuncia el "engaño" de la Junta en este asunto, asegurando que hace tres meses informó "del inicio de unas obras en el centro, pero en ningún momento nos advirtió de que existiera una situación de emergencia". Asimismo, este sindicato alerta de que no existe "garantía de continuidad de la formación", por lo que quiere velar por los servicios "de tan reconocido prestigio a nivel nacional" que tiene el centro.

Por su parte, el sindicato UGT se ha manifestado también en contra de esta decisión de la Junta, que califica como un "atropello" a los derechos de trabajadores y alumnos. El representante sindical, Juan Cordero, ha criticado la "provisionalidad y premura" de todo el proceso. "No se sabe qué va a pasar a partir del lunes", puntualiza.

Por todo ello, los trabajadores continuarán hoy y mañana con las movilizaciones en las puertas del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios