Una sociedad con reproches

  • Ganar Cádiz ha dado a lo largo de estos dos años y medio numerosos tirones de oreja a Podemos, aunque en sentido contrario no ha habido ni uno

  • El último, el convenio con la UCA

Martín Vila habla al oído al alcalde José María González. Martín Vila habla al oído al alcalde José María González.

Martín Vila habla al oído al alcalde José María González. / julio gonzález

Es una carretera que sólo va en una dirección. No hay viaje de vuelta. La parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, la de Podemos que es mayoritaria con ocho ediles, debe tener los cinco dedos de la mano señalados por las bofetadas metafóricas que les dan de manera frecuente los socios minoritarios de Ganar Cádiz, que cuentan con dos ediles.

A lo largo de estos dos años y medio de gobierno, los concejales no han dejado pasar la oportunidad de criticar aquello que consideraban que no casaba con su pensamiento. El portavoz de esta formación, Martín Vila, señaló hace unas semanas en una entrevista a este periódico que no estamos acostumbrados a naturalizar esas situaciones y que, al igual que ocurre en la vida diaria con familiares y amigos, a veces se pueden producir diferencias entre los dos socios de gobierno. Sin embargo, al contrario no se ha producido nunca una crítica por parte de Podemos hacia Ganar Cádiz, aunque de puertas para adentro empieza a haber un hartazgo ya que les vienen demasiadas piedras desde todos los frentes para tener que estar también a merced de los tiros del bando amigo.

La ampliación de la zona para las barbacoas

El alcalde recibió el bastón de mando de la ciudad el 13 de junio de 2015. Sólo un mes y medio después Ganar Cádiz ya envió el primer comunicado en el que mostraba su desacuerdo con algunos temas que se estaban gestionando desde la esfera de Podemos. El primer tirón de orejas llegó con el asunto de las barbacoas. En ese primer año Podemos anunció que se iba a ampliar en 200 metros la zona permitida para hacer barbacoas. Ganar Cádiz no sólo entendía que estas tenía que ir restringiéndose sino que se debería realizar un proceso consultivo con la ciudadanía.

Recepción de la medalla del Nazareno

Esa primera andanada fue doble, ya que Ganar Cádiz también mostraba su desacuerdo con Podemos por la recepción por parte del alcalde de la medalla del Nazareno de Santa María como tradicionalmente se venía haciendo desde hace muchos años por parte de la Corporación. Esto incluso hizo que el propio José María González tuviera que dar explicaciones ante su propia militancia. Ganar Cádiz advertía que respetaba todas las opciones personales de carácter religioso pero añadía que los representantes públicos "no deben hacer ostentación de sus particulares sentimientos religiosos cuando representan al conjunto de la ciudadanía". Estos temas, tanto las barbacoas como lo del laicismo estaban dentro de los acuerdos para el pacto de gobierno.

Las sillas para usuarios de servicios sociales

La Semana Santa y el tema del laicismo siempre ha sido un tema de fricción. Otro de los desencuentros fue cuando Ganar Cádiz mostró su desacuerdo cuando desde Asuntos Sociales se decidió que se repartirían silla entre los usuarios de este área en la carrera oficial de la Semana Santa gaditana.

La Medalla de Oro a la Virgen del Rosario

La concesión de la Medalla de Oro de la ciudad a la Virgen del Rosario sobre todo trajo consigo un mayor debate entre las propias filas de Podemos, pero en el pleno todos los partidos aprobaron este punto menos Ganar Cádiz, que decidió votar en contra por el asunto del laicismo.

El estado del área de Servicios Sociales

Los servicios sociales han sido siempre un tema delicado. A Ganar Cádiz le hubiera gustado gestionar este área cuando hicieron el reparto de Concejalías pero finalmente se la quedó Podemos haciendo uso de su sensible mayoría con respecto a los socios.

Hace unas semanas la asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía hizo un comunicado muy crítico con la gestión que se estaba haciendo en Asuntos Sociales. Sólo unos días después los concejales de Ganar Cádiz se sentaron con la APDHA y se ofrecieron a intermediar para llevar sus reivindicaciones a la concejala del ramo, Ana Fernández.

Los presupuestos municipales

Martín Vila también hizo unas críticas soterradas a la tardanza que estaban teniendo los presupuestos municipales y achacaba a que Podemos había vuelto a modificar el acuerdo inicial y que, por lo tanto, se habían tenido que volver a sentar. Vila incluso dejó muy claro que la gestión de este área correspondía a Podemos, lavándose las manos sobre cualquier tipo de responsabilidad.

El convenio con la Universidad de Cádiz

La última ha sido el acuerdo alcanzado con la UCA que afecta, entre otros inmuebles al Reina Sofía, donde está radicada la Concejalía de Cultura, que controla Ganar Cádiz. Esta formación lamentó no saber en qué estado se encontraban las conversaciones con la UCA y, sobre todo, el convenio le despierta muchas dudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios