El segundo puente supera ya en tráfico al Carranza

  • Por primera vez desde su inauguración hace hoy dos años, el puente de la Constitución le gana la partida

La confluencia del segundo puente con la rotonda del barrio de Astilleros. La confluencia del segundo puente con la rotonda del barrio de Astilleros.

La confluencia del segundo puente con la rotonda del barrio de Astilleros. / kiki

Dos años justos después de la inauguración del puente de la Constitución de 1812 el cambio en la tendencia del tráfico rodado en el área metropolitana de la Bahía de Cádiz es un hecho. Por primera vez en su corta historia, el conocido como segundo puente supera en media diaria de vehículos al Carranza, aunque por una diferencia de apenas 400 coches al día. Según confirmaron a este diario fuentes del Ministerio de Fomento, hasta septiembre de 2015 el tráfico que soportaba el acceso por el puente José León de Carranza era del orden de 43.000 vehículos al día, llegando en determinados periodos a los 46.000. Con la puesta en servicio del nuevo viaducto se ha producido un reparto de tráficos entre puentes prácticamente al 50%, 21.000 vehículos/día en el Puente de la Constitución de 1812 y 20.600 en el Carranza, con lo que en la actualidad Cádiz cuenta con tráfico fluido en ambos accesos.

El 1 de septiembre de 2015 utilizaron el Carranza 20.769 cioches, mientras que el mismo día dos años después la cifra bajó hasta los 12.150, según datos aportados por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, con un descenso global del 45%.

Desde Fomento se destaca que si bien esta mejora en el tráfico rodado se nota a diario en los accesos a la ciudad, es especialmente notable en determinadas fechas, como los carnavales.

Pero no solo la inauguración del puente ha mejorado la situación del tráfico en los accesos a Cádiz, sino que ha incidido notablemente en el reparto de tráfico en su interior, que ve menos congestionada la arteria principal, la avenida, con bastante tráfico derivado hacia el barrio de Astilleros. Esta circunstancia es especialmente reseñable para el acceso al Puerto de Cádiz, que presenta una conexión rodada con el exterior de la ciudad muy cercana y prácticamente directa, con lo que los vehículos pesados no tienen por qué atravesar grandes distancias en vías urbanas. De esto se han visto favorecidas zonas como la Segunda Aguada, que durante años venían reclamando que el paso de los vehículos pesados por sus calles generaba peligros y molestias.

Además de todo esto, el descenso de tráfico sobre el puente Carranza ha permitido llevar a cabo importantes -y necesarias- obras de rehabilitación sobre este puente, que cuenta en la actualidad con 48 años de existencia y que precisaba determinadas actuaciones importantes para el mantenimiento de su operatividad, las cuales llevaban aparejadas afecciones al tráfico impensables con los volúmenes soportados de éste hasta septiembre de 2015, tales como la rehabilitación de la estructura metálica del tramo móvil llevada a cabo durante el otoño de 2015 y verano de 2016, o la renovación de la maquinaria de elevación del tramo móvil que está en ejecución en estas fechas.

Por otra parte, la culminación del proyecto del segundo puente ha supuesto la mejora del paseo marítimo Puntales-La Paz, creando una amplia zona de recreo, con mirador a la Bahía, así como dando continuidad al carril bici existente.

Desde que Mariano Rajoy inaugurara el segundo puente el 24 de septiembre de 2015, las obras no se han detenido, porque, como dijo Fernando Pedrazo, jefe de obras aquel día ya lejano, "el puente es un instrumento que ahora hay que afinar".

Actualmente, tras 24 meses de trabajos a buen ritmo y una inversión de 454 millones de euros, el viaducto da sus últimas puntadas, incluso con pruebas en su espectacular iluminación ornamental, que hará que el puente luzca con todo su esplendor y con juegos de luces en la noche gaditana.

En este tiempo también se han construido los diques Duque de Alba para las pilas principales o instalado los carros de mantenimiento que ayudarán a mantener en perfecto estado de revista la estructura metálica del viaducto y su pintura a pesar de encontrarse en medio de las aguas de la Bahía de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios