Un regalo de comunión también de primera

  • Los tiempos y las ceremonias cambian: los viajes a parques temáticos y las tecnologías se imponen a los clásicos regalos

Comentarios 5

Relacionar el mes de mayo con la celebración de las primeras comuniones es casi automático. Y también lo es hacerlo de inmediato con los gastos que este sacramento conlleva en su parte más lúdica. Desde el traje para la ceremonia y el convite hasta el reportaje fotográfico y las recordatorias. Pero están también los regalos, un desembolso que afecta a los bolsillos de familiares, amigos e invitados y que quizás ha sido la parte de esta celebración que más ha cambiado en las últimas décadas. Relojes, bolígrafos, pulseras o biblias, aunque se siguen regalando, han cedido ante el empuje de las nuevas tecnologías o de los viajes a los parques temáticos, donde Disneyland París es el destino estrella.

Este cambio de los regalos propios de la comunión se ha hecho más evidente desde hace aproximadamente cinco o seis años, según confirman las fuentes consultadas. Así pasó con los viajes a los parques temáticos. En la agencia de viajes de El Corte Inglés, por ejemplo, han constatado el reciente empuje de este regalo, al que los niños destinan el dinero en metálico que reciben de sus invitados tras la ceremonia.

El parque de Disney en la capital francesa y el de la Warner en Madrid son las dos opciones más solicitadas, según el presupuesto con que cuente cada familia. El viaje estrella, eso sí, es el de Disney, adonde llegan incluso a ir familias enteras, con abuelos y primos, aprovechando la comunión. A mucha distancia le siguen otros destinos, como Terra Mítica en Valencia o Port Aventura en Tarragona. Incluso hay algunos casos en los que a los niños se les da a elegir entre celebrar un almuerzo con sus invitados o ir con parte de la familia a uno de estos parques temáticos, una opción que los más pequeños suelen preferir casi sin dudar.

Son lugares que suelen ofrecer, desde el mes de enero, ofertas y descuentos muy ventajosos, incluso con viaje y estancia gratis para los menores o cuatro noches por el precio de tres, que suelen ser aprovechadas en mayo. Una familia formada, por ejemplo, por el matrimonio y dos hijos, puede estar cuatro días en Eurodisney por algo más de 2.000 euros, siempre que se escoja un hotel de categoría media. En el segmento más lujoso el precio puede alcanzar los 3.000 euros.

Fuera de esta moda propia de los últimos cinco años la partida de los regalos es ganada por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. Así ocurre en el centro comercial Bahía de Cádiz, en El Corte Inglés, donde los videojuegos, las consolas, los reproductores MP3 o MP4, las cámaras digitales o incluso, en un alarde de generosidad y poder adquisitivo, el ordenador portátil se van imponiendo con el paso de los años.

Este establecimiento dispone además de dos ofertas que cada vez cuentan con más aceptación y que van haciéndose un hueco en este mercado de regalos: la lista de comuniones, que funciona de una manera similar a las listas de bodas, y sobre todo las tarjetas regalo, una modalidad "en auge" que crece en estas fechas y a la que también se recurre en otras ocasiones, como el día de la madre.

Estas nuevas tendencias arrinconan los regalos tradicionales, pero, a pesar de todo, no han acabado con ellos. Se mantienen los bolígrafos, los relojes, las pulseras o las equipaciones de fútbol, pero también, como se explica desde Quentum, los libros de comunión, algunos con un diseño más moderno, las biblias ilustradas y algunos juguetes educativos de mayor valor que los habituales.

2.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios