Cádiz

Las obras del puerto deportivo del Alcázar empezarán antes de agosto

  • La directora de Puertos de la Junta respalda el proyecto con una visita al club náutico de Puntales

La directora de Puertos de Andalucía, Mariela Fernández-Bermejo, conversa con el presidente del Club Alcázar. La directora de Puertos de Andalucía, Mariela Fernández-Bermejo, conversa con el presidente del Club Alcázar.

La directora de Puertos de Andalucía, Mariela Fernández-Bermejo, conversa con el presidente del Club Alcázar. / lourdes de vicente

Comentarios 2

El ordenado y plástico caos de las barquitas fondeadas junto al Club Náutico Alcázar, casi la frontera entre la barriada de la Paz y el barrio de Puntales, tiene sus días contados. El anhelado proyecto de contar con un puerto deportivo tomó ayer forma casi definitiva con el respaldo recibido por la directora de Puertos de Andalucía, Mariela Fernández-Bermejo, durante su visita a las instalaciones del club gaditano donde avaló un proyecto cuyas obras empezarán antes de agosto y que pueden estar acabadas dentro de dos años.

Acompañada del delegado provincial de Fomento y Vivienda, Federico Fernández, y del diputado provincial Fran González, Fernández-Bermejo conoció de primera mano el veterano club del barrio de Puntales, fundado en 1956 y que cuenta con 450 socios, y mantuvo una reunión de trabajo con sus responsables, con su presidente Alejandro Robles a la cabeza.

Una vez aprobado el proyecto por parte de la administración autonómica, los pasos burocráticos están prácticamente finalizados y sólo resta que el club y sus socios atinen con la financiación para que las obras comiencen antes del 5 de agosto, fecha en la que caduca la autorización ambiental unificada de este proyecto.

"Lo tenemos ya muy cerquita, muy cerquita -explico Alejandro Robles a la prensa-, y el socio tiene que hacer un esfuerzo y nos tenemos que reorganizar, pero estamos muy agradecidos por el apoyo de las administraciones y esperemos que este paso no sea más que un impulso a nivel interno nuestro".

El futuro puerto deportivo será una concesión que tendrá el club a 20 años y prorrogables a otros 30. El plazo de ejecución de las obras dependerá de "los recursos finales" con que cuente la entidad. Incluso si falla algún recurso o el proyecto llega a poner en riesgo la solvencia del club náutico, está previsto que se vaya a un ritmo más lento: "Iremos afrontando los ritmos que nuestros recursos nos permitan", dijo el presidente, que se marcó como objetivos futuros rejuvenecer la plantilla de socios del club y recuperar y potenciar el piragüismo y la vela".

Mariela Fernández-Bermejo, por su parte, calificó de "interesante" la construcción de pantalanes que ayuden a organizar el alto número de embarcaciones del club y alabó el carácter "social" de una entidad "muy vinculada al barrio, que trabaja por la cultura náutica y fomentar el deporte náutico. Estamos aquí para cerrar los detalles y dar el último empujón para que puedan empezar lo antes posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios