El puente abrirá con la duda de contar con una vía que lo una con Puerta Tierra

  • La avenida de la Constitución de 1812 conectará el tercer acceso con la de Andalucía, pero las obras que quedan pendientes obligan a derribar bloques de pisos que tardarán varios años en construirse

Comentarios 7

Hay dos vías que van a ser fundamentales para repartir por la ciudad el tráfico que llegue a través del segundo puente: la avenida en la que se transformará la carretera industrial, como conexión con el casco antiguo; y la avenida de la Constitución de 1812, como arteria principal en dirección a Puerta de Tierra. En ambos casos, el tiempo de ejecución de las obras de transformación o construcción es cada vez más ajustado, pero mientras que para la llegada a la plaza de Sevilla existen ya anteproyectos e intención política por ejecutarla, en la segunda infraestructura el objetivo está más que en el aire.

De la avenida de la Constitución de 1812 sólo se ha construido el primer tramo, el que cruza transversalmente los terrenos del antiguo cuartel de Varela. Esta vía entró en servicio a finales de 1999 y desde entonces se ha topado con un muro formado, primero, por las viviendas de García de Sola y el colegio Carola Ribed, y desde hace ya largos meses, con los solares donde antes estaban estos inmuebles ya inexistentes.

La avenida de la Constitución de 1812 terminará algún día a pie mismo de la avenida de Huelva, junto a El Corte Inglés y el colegio Villoslada, sobre la que irá a parar buena parte del tráfico que llegue a Cádiz a través del segundo puente. Pero en su desarrollo choca no sólo con los dos solares antes mencionados, que le impiden llegar al menos hasta la avenida de Juan Carlos I, sino que se topa con varias torres de viviendas de la calle Cooperativa y con el acuartelamiento de la Guardia Civil. Y ahí está el problema.

Las dependencias de la Benemérita, que ocupan un centenar de viviendas para integrantes de esta fuerza, no podrán desalojarse, y tras ello derribarse, hasta que no están terminados los edificios que compondrán la nueva Comandancia. De ésta sólo existen las oficinas centrales. La previsión, según el Ayuntamiento, es que en el plazo de 14 ó 16 meses estén listas las nuevas viviendas. Será entonces, a mediados de 2009, cuando se pueda derribar el cuartel de San Severiano.

Pero lo complicado será actuar en la calle Cooperativa, ya que el trazado de la nueva avenida cruzará una vía donde hoy se levantan varios bloques de viviendas, cuyos vecinos tendrán que trasladarse en su momento a otros pisos para así proceder al derribo de sus casas, lo que darán continuidad a la Constitución de 1812.

Todo ello supone varios años de trabajo, que el teniente de alcalde de Urbanismo, José Loaiza, prefiere no fijar pendiente del desarrollo de las diferentes obras a ejecutar. Pero lo cierto es que todo debería estar terminado a principios de 2011, cuando se supone entre en servicio el segundo puente. Demasiado poco tiempo para tanta obra, aunque asume que "la nueva avenida de 1812 es esencial para el nuevo acceso a Cádiz".

Por lo pronto, el Ayuntamiento no se plantea dar continuidad a la avenida hasta alcanzar la Juan Carlos I, aunque ello sólo supondría urbanizar los solares que la separan desde Varela. "Vamos a elaborar el proyecto completo y una vez se produzca el traslado de la Guardia Civil, se decidirá si hacemos esta fase o esperamos", indica el teniente de alcalde de Urbanismo, que destaca que el nuevo acuartelamiento coincidirá en su ejecución con la aprobación del Plan de Ordenación Urbana, actualmente en elaboración, que definirá de forma clara el diseño de toda esta zona.

El Ayuntamiento ya podría actuar, sin ningún problema, en el tramo de la nueva avenida que cruza el viejo colegio Carola Ribed, mientras que se tramita el acuerdo definitivo respecto a las casitas bajas que siguen en pie. De esta forma quedarían conectadas las avenidas de Juan Carlos I y Andalucía, facilitando el cruce transversal de Puerta Tierra, hoy muy complicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios