El proyecto para trasladar a Moret estará listo tras el verano

  • Técnicos municipales trabajan en la redacción del documento para reubicar el monumento en San Juan de Dios y en buscar otro sitio al obelisco del Trimilenario

Comentarios 3

En la plaza de Sevilla hay dos elementos protegidos según la normativa urbanística, la fuente monumental y la estatua de Moret. Dos elementos que, en principio "no podrán ser trasladados del emplazamiento en que están localizados en el Plan General" de Ordenación Urbana, según indica este mismo texto. Tanto el PGOU del 95 como el Avance ya aprobado por el Ayuntamiento gaditano siguen ubicando fuente y estatua en los mismos sitios donde se pueden ver ahora.

La protección que confiere la normativa urbanística a ambos limita también las obras que pueden hacerse: sólo están permitidas las de restauración, conservación y reparación.

Sin embargo, la operación urbanística más importante que se realizará en intramuros ha topado de lleno con el surtidor y el monumento, por lo que ya el Ayuntamiento ha decidido qué hacer. La fuente se quedará donde está, pero no así Moret, que tendrá que mudarse de nuevo.

El 7 de enero de 2005 se debatió el traslado de la estatua en el pleno municipal. La propuesta consistía en que, cuando se produjera la remodelación de la plaza, volviera a ser colocada "en el mismo lugar que anteriormente había ocupado, donde radica el obelisco situado en la plaza de San Juan de Dios" y "debiéndose estudiar por los técnicos municipales un nuevo emplazamiento para éste". La propuesta plenaria salió adelante con el voto favorable del Partido Popular y del Grupo Mixto (Izquierda Unida) y con la abstención socialista.

Según el Ayuntamiento gaditano, actualmente los técnicos están redactando el proyecto del traslado y se estima que esté terminado sobre el final de verano. También habrá que decidir en este proceso qué ocurre con el obelisco.

No será la primera vez que Moret se muda. El monumento, obra de Querol y realizado gracias a una suscripción pública, estuvo inicialmente en la plaza de San Juan de Dios, donde fue inaugurado en 1909 por su correligionario Cayetano del Toro. En los años 50 se decidió trasladarlo frente a las Puertas de Tierra, pero acabó guardado en un almacén durante un año a la espera de una decisión definitiva, puesto que el sitio no acababa de gustar. Más tarde fue llevado a la plaza de Sevilla, para que la imagen de Moret estuviera frente a uno de los grandes logros del que fuera presidente del Gobierno y jefe del partido liberal: el puerto. Todavía sufrió una mudanza más, hacia Comandancia de Marina, para dejar sitio a la fuente luminosa.

La fuente, el otro elemento protegido de la plaza de Sevilla, se queda donde está tras aprobarse el Plan Especial de Renfe, en 2002, donde ya se consideró compatible con la obra. Fue en 1956 cuando el Ayuntamiento acordó instalar el surtidor en el lugar que antes ocupaba el restaurante La flor marina para conmemorar la llegada de las nuevas conducciones de agua a la ciudad. La mandó a construir el alcalde José León de Carranza en base a una réplica de una fuente que había visto en Suiza, país que le gustaba mucho y visitaba con cierta frecuencia. De allí no sólo copió la fuente: importó varias cosas más, como el uniforme de la Policía municipal de entonces.

La fuente se inauguró en el 59 y en los 60 constituía una atracción local con sus chorros, que mudaban de color y forma. La gente que descendía la Cuesta de las Calesas en el tranvía se ponía de pie para poder contemplarlo.

En 2006, el Ayuntamiento acometió la primera reparación de este surtidor, con la colocación de marcos nuevos de acero inoxidable para sujetar los cristales interiores que protegen la iluminación de la fuente, la instalación cristales y de focos, el pintado y limpiado del vaso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios