El primer imaginero gaditano

  • El colegio Argantonio recuerda la figura de Miguel Láinez Capote, que tantas obras para hermandades de la ciudad hizo durante la posguerra

Comentarios 1

Hace ahora 75 años (tan solo días atrás se cumplió este aniversario) realizó la imagen de Jesús de Medinaceli que todavía hoy se venera intensamente en la parroquia de Santa Cruz. A raíz de ahí, vinieron multitud de encargos, la mayoría de ellos por parte de hermandades gaditanas. Pero hoy, ciertamente, Miguel Láinez Capote es uno de los grandes olvidados de la Semana Santa gaditana. Fue un prolífico imaginero en los difíciles años de la posguerra, pero el paso del tiempo y el cambio de muchas de las imágenes que él talló lo han ido relegando a un segundo plano, a pesar de que podría ser considerado como el primer imaginero gaditano.

Ahora, en recuerdo y homenaje de este autor y de la obra que realizó entre 1938 (cuando hizo Medinaceli) y mediados de los 70 (cuando talló su última imagen), el colegio Argantonio acoge estos días la exposición titulada Miguel Láinez: un imaginero para la historia, con la que pretende "poner en valor la obra del imaginero gaditano, que está intrínsecamente relacionada con la creación de numerosas cofradías gaditanas", destacan en el centro educativo.

En la muestra se pueden contemplar diferentes imágenes de Láinez, que sirven para realizar el recorrido de su obra. Así, se exponen el colegio el conjunto escultórico que este imaginero realizó para la hermandad de Vera-Cruz (una dolorosa, un San Juan y María Magdalena) y que procesionaron en los años sesenta; también el que realizó para la hermandad del Perdón (también una dolorosa, el San Juan y María Magdalena), posteriormente sustituidas. Igualmente, en el colegio de la calle 24 de Julio se expone el busto de la antigua Virgen de la Salud de Sanidad, que fuera reemplazada por la actual de Francisco Buiza, incorporando también a la muestra la Santa Mujer Verónica que el isleño Bey realizara para esta corporación y que posteriormente restaurara el propio Láinez.

La imagen titular de la Entrada en Jerusalén de Barbate, así como las manos y la pollina de la Borriquita de Cádiz (cuyo titular conserva el rostro que tallara este imaginero, aunque fuera restaurado por Francisco Buiza, quien también le talló un nuevo cuerpo) también forman parte de la imaginería que se expone en Argantonio en horario de siete de la tarde a nueve de la noche.

Junto a ello, pueden encontrarse diversa documentación (contratos del imaginero, fotografías de su obra...) con el que el colegio pretende reivindicar "la labor sencilla pero fundamental (de Láinez Capote) para entender la historia contemporánea de la Semana Santa de Cádiz".

más noticias de CADIZ Ir a la sección Cadiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios