El presupuesto municipal de 2007 cierra con 2,2 millones de superávit

  • El equipo de Gobierno ha eliminado 10,8 millones de multas e impuestos de difícil cobro y destaca que los "buenos" resultados se producen pese a la crisis · Para el año que vienen vaticina que habrá déficit

Comentarios 5

Los presupuestos municipales del año 2007 se han cerrado con un superávit de 2,2 millones de euros (360 millones de las desaparecidas pesetas), según los datos facilitados por el equipo de Gobierno. En la actualidad el Area Económica se encuentra finalizando los trabajos de liquidación que próximamente se concluirán para someterlos a la aprobación de los distintos órganos del Ayuntamiento.

El teniente de alcaldesa de Economía del Ayuntamiento, José Blas Fernández, destacó el hecho de que por tercer año consecutivo "se ha arrojado déficit cero". Así, recordó que con estos resultados se consolida el saneamiento de las cuentas municipales "después de 13 años de reducción progresiva de los déficits acumulados en la etapa socialista que en el año 96 alcanzaban los 42 millones de euros".

Este año, al igual que se hizo en ejercicios anteriores se ha realizado la depuración de los saldos de difícil cobro de años anteriores que aparecen como ingresos en los presupuestos pero que nunca se reciben. En esta ocasión ha supuesto 10,8 millones de euros que se han aplicado al superávit, por lo que se podría haber arrojado un saldo positivo de 13 millones de euros, según Fernández. El edil explicó que el Ayuntamiento ha destinado gran parte de su superávit "a compensar los recibos de los ciudadanos a los que no nos ha sido posible cobrarles".

Estos resultados le permite acudir si fuera necesario a préstamos bancarios por valor de 25 millones de euros, aunque esta posibilidad por el momento se descarta porque la subida de los tipos de interés podría condicionar a la futura economía municipal".

Para llegar a esos resultados económicos, el equipo de Gobierno asegura que se han reconocido más derechos que obligaciones y, además, se ha mantenido una política de contención del gasto corriente lográndose un ahorro de 8,2 millones de euros, "a pesar del incremento de los costes de muchos servicios y del mantenimiento del volumen de gasto social y de la inversión pública municipal en la ciudad".

Por otra parte, las cuentas municipales en su evolución global arrojan un remanente de tesorería positivo de 200.000 euros.

Según Fernández esto se ha conseguido en una situación de crisis económica que hace que se esté produciendo "una tendencia a la baja" en el volumen de ingreso de todas las administraciones públicas como consecuencia de la disminución de actividad económica e inmobiliaria, que afecta a determinados ingresos municipales como las licencias urbanísticas. Además, Fernández resalta que mientras que "actualizamos los impuestos para el año 2008 en un 2% de media, los contratos públicos de servicios como la seguridad y la limpieza se cobran al 5%, por lo que ya partimos de un importante déficit".

Otro de los puntos que destaca Fernández es el incremento del gasto social y de vivienda para ciudadanos más desfavorecidos: "a mitad de año ya se había gastado el millón de euros para ayudas a vivienda, habiendo tenido que generar créditos extraordinarios".

De hecho, Fernández aseguró que de cara a los próximos ejercicios y ante la crisis económica general, ya se contempla la posibilidad de entrar en déficit "con el fin de mantener los servicios públicos que actualmente presta a los gaditanos hasta que pasen los años de recesión económica".

La receta que van a aplicar es, entre otras, "congelar el sueldo de los concejales o reducir de forma razonable gastos corrientes no esenciales en una época de crisis como la iluminación de Navidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios