"Me preocupa que no dé tiempo a terminar plaza de Sevilla en 2012"

  • La alcaldesa afirma que deberá ser la comisión que se cree tras la firma del convenio la que negocie la reubicación de la Aduana y de la Casa del Mar

Comentarios 9

Una vez que ya se ha fijado la fecha para la firma del convenio sobre la Plaza de Sevilla, la alcaldesa, Teófila Martínez, mostró su preocupación, en declaraciones a este diario, respecto al escaso tiempo que queda para el 2012 y la posibilidad de que las obras en un enclave tan fundamental para la ciudad no estén terminadas a tiempo y en su totalidad, especialmente tras el parón de tres años que ha ido acumulando el proyecto.

Una vez rubricado el documento y concluida la tramitación urbanística, se creará una comisión que estará integrada por representantes de todas las administraciones implicadas en esta actuación. Será ésta, según afirma Martínez, la que negocie con la Aduana (Ministerio de Hacienda) y la Casa del Mar (Junta de Andalucía) la reubicación de ambos equipamientos, pues sus actuales edificios en la plaza serán derribados. La Zona Franca ya ofreció la posibilidad, hace unos meses, de reubicar algunas de estas dependencias.

El Ayuntamiento ya está trabajando en el proyecto del aparcamiento subterráneo que irá bajo la nueva avenida que sustituya a la Carretera Industrial, vía que deberá estar lista antes de la inauguración del segundo puente a finales de 2010. Para realizar esta obra, se tendrá que desviar el actual trazo o a bien por suelo portuario afectado a la operación, o por terrenos de Adif de manera provisional y siempre antes de que se inicie la construcción de los bloques administrativos, de oficinas y la estación de autobuses allí previsto.

Martínez considera que no debe existir tampoco impedimentos para que se construya de forma inmediata el parque que irá paralelo a la Cuesta de las Calesas, así como el acceso lateral a la terminal ferroviaria y al futuro hotel, mientras que Adif podrá convocar el concurso para la puesta en uso de los edificios de la estación de 1905 y el vestíbulo.

Antes del 2012 se quiere cerrar el diseño de la plaza "para evitar que en este año tan esencial una zona tan importante esté aún en obras. No podemos permitir que sea un escenario de cartón piedra tanto por la imagen que se ofrecería como porque es una zona esencial en el desarrollo económico de Cádiz. Hoy la Carretera Industrial es, junto a la Zona Franca, el último ejemplo de los antiguos viarios lejos de una ciudad moderna. Hay que imaginarse como quedará, igual que la avenida de Juan Carlos I pero con edificios modernos, que aportarán riqueza al conjunto de la capital".

"Va ser espectacular, una actuación que va a traer todo lo bueno y que ayudará, junto a otras obras ya previstas en la ciudad, a reforzar el mercado de trabajo en momentos de crisis como los de ahora en el conjunto del país. Serán obras molestas pero que se soportarán por su beneficio futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios