El pregón del Padre Marco pone hoy fin al triduo de coronación

  • El último día de cultos estará predicado por el obispo de Málaga, Antonio Dorado, después de que ayer presidiera la celebración el arzobispo Antonio Montero

La celebración de los cultos extraordinarios de María Auxiliadora con motivo de su coronación canónica llegan hoy a su fin, con el tercer día del triduo y el posterior pregón del párroco de San Jorge Mártir en Alcalá, Marco Antonio Huelga, pregonero de la Semana Santa de Cádiz de este año y antiguo alumno de Salesianos.

Para poner fin a este triduo de coronación, la parroquia de San José recibe hoy la visita del que fuera obispo de Cádiz y que actualmente acomete su labor pastoral en la diócesis de Málaga, Antonio Dorado Soto. Con su presencia se completa el trío de predicadores con los que ha contado la comunidad salesiana para este acontecimiento histórico. Así, si el lunes presidía la celebración el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, ayer venía a la capital el arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, Antonio Montero, que fue el encargado de oficiar la eucaristía del segundo día de cultos.

Con la eucaristía presidida por Dorado a las siete de la tarde concluye el triduo preparatorio para la celebración del próximo sábado en la Catedral. No obstante, la jornada de hoy no quedará ahí. Al término de los cultos, alrededor de las ocho de la tarde, el padre Marco Antonio Huelga de la Luz pronunciará el pregón de coronación.

Este periódico contactó anoche con el joven sacerdote, que manifestó estar "bien y tranquilo" en las horas previas a un pregón que él considera difícil "porque un pregón de coronación es muy distinto a otro cualquiera". No obstante, "tenía confianza porque he sido antiguo alumno de Salesianos y conozco un poco los entresijos de la Casa y la devoción a la Virgen". El Padre Marco ha basado su exaltación de esta tarde "en la coronación de una devoción arraigada a un barrio entero" y en el recorrido del texto hace referencias constantes a los enfermos, "haciendo mención incluso a ese hospital de la Misericordia de Dios del que hablaba ayer el cardenal de Sevilla".

Curiosamente, el párroco de San Jorge Mártir casi ha compatibilizado la redacción del pregón de hoy con el de la Virgen de la Esperanza de la cofradía del Amor, que pronunciará el próximo 15 de diciembre. Una tarea que reconoce que le ha costado mucho trabajo, "porque no quería que se parecieran en nada". Así, con el de la coronación de María Auxiliadora ya impreso y con el de la Esperanza "a falta de algunos remates", el Padre Marco comenta que uno de ellos "es más cofrade (el del día 15) y el otro es más mariano".

Estas invitaciones a pregonar advocaciones y acontecimientos históricos provoca en Marco Antonio Huelga "una gran alegría siempre", entendiendo cada uno de estos pregones "como un servicio, desde la humildad, y no como un reconocimiento".

En la mañana de hoy llegará el pregonero a la capital, después de oficiar misa en Alcalá, para "ir a ver a la Virgen (María Auxiliadora)" y prepararse para la cita de esta tarde, a la que acude con cariño por su pasado en el colegio salesiano.

Antes de este pregón, el Consejo de Hermandades entregará a María Auxiliadora (cuya asociación no pertenece a este organismo cofrade) un rosario confeccionado con base de plata, cuentas de nácar y el escudo del Consejo en oro, rematándolo la cruz en plata y brillantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios