Tribuna

La pobreza energética y la pobreza moral del Partido Popular

José María González. José María González.

José María González. / germán mesa

Comentarios 1

La pobreza energética afecta ya a 6,8 millones de personas (15% de la población), según el informe “Pobreza energética en España 2018”, hecho público este lunes por ACA. España es uno de los Estados de la UE con los precios de la electricidad y gas más elevados. Al mismo tiempo, las empresas del oligopolio energético “español” (aunque alguna sea italiana, más que española) son de las más lucrativas de la UE. Esto no es casualidad, sino consecuencia de las privatizaciones de estas empresas, y del tremendo poder que los Gobiernos del PSOE y del PP han dado al oligopolio, ¿a cambio de qué?

El mencionado informe muestra, al igual que los 2 anteriores, cómo la pobreza energética en España sube como la espuma, con Andalucía a la cabeza, en segundo puesto. Y al Gobierno de Cádiz esto nos preocupa y nos ocupa. Por eso, aunque la competencia de energía sea de Madrid, estamos tomando medidas para combatir este problema, con las herramientas de que disponemos: El Plan de Choque contra la Pobreza Energética y el Bono Social Gaditano.

Por su parte, ¿qué han hecho los gobiernos del PP? En la anterior legislatura, negaron la existencia de la pobreza energética y en ésta, nos han vendido la reforma del bono social, que establece que sólo lo pueden ofrecerlo las compañías comercializadoras de referencia (es decir, ocho empresas, de las 670 comercializadoras eléctricas que hay en España); pero, que lo tengan que pagar todas. Y ¿qué empresas pueden darlo? Las cinco del oligopolio, en su versión regulada, y 3 más (¿otra casualidad?). ¿Y qué tal ha ido esta reforma? Muy muy mal: el número de beneficiarios/as del bono eléctrico ha caído de 2,3 millones de hogares a 170.000. Es decir, que sólo el 10% de las familias que disfrutaban el bono social han podido acogerse al nuevo. Mientras la pobreza energética sube, los beneficiarios de la única ayuda estatal contra la pobreza energética descienden un 90%. Esto es dramático, se mire como se mire.

En Cádiz, gracias a la campaña de desinformación del PP y de su peculiar séquito, parece que Podemos está impidiendo que los gaditanos disfruten el bono estatal. Este argumento es un auténtico delirio. Cualquier ciudadano/a del estado español (esto incluye a los de Cádiz) que contrate la luz con una comercializadora de referencia y cumpla los requisitos, puede solicitar a la empresa el bono social estatal (no se pide en Asuntos Sociales). Los gaditanos no son menos que el resto de los habitantes del país, por muy malísimo que sea su alcalde. Lo que pasa, es que los clientes de Eléctrica de Cádiz no pueden acceder al bono estatal, por eso, llevamos casi tres años trabajando para crear un bono social alternativo en Eléctrica de Cádiz, con las organizaciones preocupadas e implicadas en combatir la pobreza energética, Asuntos Sociales y técnicos de la propia eléctrica. Y ahí seguiremos hasta ponerlo en marcha, para que la energía sea un derecho en esta ciudad y nadie en situación de vulnerabilidad tenga que peregrinar para que le paguen las facturas. El Bono Gaditano está aprobado en el pleno y en el consejo de Eléctrica, ya están listos los procedimientos y la herramienta para su aplicación en factura. Mientras el PP siga utilizando la mentira como herramienta política habrá muchas versiones de lo que sucede, pero los hechos hablan por sí solos: Sólo falta la firma de José Blas Fernández para poner en marcha el Bono Social Gaditano, así que #PepeBlasFirmaYA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios