Los pisos previstos en la ciudad no darán respuesta a las necesidades

  • Los cálculos más optimistas dicen que podrán hacerse 3.000 nuevas viviendas

Comentarios 18

Sólo 36 de las 6.297 personas que han solicitado las últimas Viviendas de Protección Oficial conseguirán su objetivo, pero ni la mitad logrará comprar un piso de nueva construcción en la ciudad ni aunque les toque el gordo de la primitiva. La razón es simple: no hay pisos para todos.

La falta de suelo impide la construcción de más viviendas. El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que pronto pasará a aprobación inicial, no podrá poner en el mercado nuevos suelos, tal y como ocurre en el resto de municipios. Se tendrá que conformar con reutilizar lo que hay mientras que lanza una propuesta bajo el epígrafe de "suelos de oportunidad" que, aunque se convertiría en la operación con más pisos de todas las previstas, tiene muchas papeletas para no salir adelante debido a que el suelo no es tal, sino el litoral más cercano a Cádiz desde San Fernando.

Aunque se haga esta operación, con 500 pisos que se destinarán a los jóvenes, las previsiones más optimistas apuntan a que sólo se harán 3.000 viviendas nuevas en la ciudad, en operaciones como el hospital Puerta de Mar, los Chinchorros, Puntales, Abarzuza, García de Sola o la Guardia Civil, a las que se unen las pequeñas promociones que puedan realizarse en el casco histórico, tanto de iniciativa pública como de manos de promotores privados.

El Avance del PGOU ya habla de las limitaciones que impone la falta de suelo. "El problema de la vivienda en Cádiz es que la oferta es escasa y poco asequible. Existe una desproporción entre los precios de las viviendas puestas a la venta y los niveles medios de las rentas familiares". De hecho, el tener unas rentas demasiado bajas se ha convertido en el criterio mayoritario de exclusión de solicitantes en las convocatorias de pisos para jóvenes en el casco antiguo que ha realizado por la empresa municipal Procasa.

La mayoría de las familias -explica el Avance- "sólo puede satisfacer sus expectativas de compra con una vivienda protegida", lo que hace que la cobertura de la demanda sea "muy baja en relación con las solicitudes recogidas, por lo que existe gran dificultad para cubrir la necesidad de vivienda en la ciudad".

El Avance no da soluciones porque considera que no las hay; pero sí orienta las políticas de vivienda: "la escasez de suelo obliga a focalizar la intervención en los grupos o estratos de población con mayor dificultad de acceso a la vivienda, y concretamente en los jóvenes, lo que permite conjugar la satisfacción de una necesidad social y el mantenimiento de la población de menor edad en la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios