Destrozos urbanos Cada vez es más complicado eliminar la plaga de pintadas en la ciudad

Las pintadas ganan

  • El Ayuntamiento reconoce un fuerte incremento de los grafiti en Cádiz. Se ha optado por no limpiar las fachadas en Carnaval ya que en 24 horas vuelven a ensuciarse

Comentarios 27

Hace tres semanas la Compañía de Tranvías denunció ante la Policía Local la presencia de numerosas pintadas en varios de los autobuses urbanos de la ciudad. Más allá del típico 'yo estuve aquí' pintado a bolígrafo en el respaldo del asiento, lo descubierto por el empresa de transportes eran grafiti en su pura esencia. "Por culpa de estas pintadas hay que desmontar medio vehículo para poder eliminarlas", se lamentaba ayer un directivo de Tranvías.

El autobús ha sido la última conquista de los grafiteros. Una 'victoria' que se logra tras alcanzar sus mayores cotas de expansión por toda la ciudad, que ofrece por ello una de sus peores imágenes de los últimos años.

Un portavoz del área de Mantenimiento Urbano reconocía ayer a este diario que el número de pintadas en la ciudad se ha disparado en las últimas semanas. Esta concejalía se encarga de eliminarlas. O por lo menos, lo intenta. En carnavales, por ejemplo, han optado por tirar la toalla: apenas pasaban 24 horas desde que eliminaba un grafiti de una pared para que éste volviese a aparecer. Finalmente, se ha decidido esperar a que concluyan estas fiestas antes de acometer una nueva campaña de limpieza.

Mantenimiento Urbano se encarga de las pintadas en los muros de las fincas o en el mobiliario urbano. Es una operación lenta, no sólo por la proliferación de las mismas sino por la necesidad de contar con una amplia gama de colores. No es cuestión de tapar un grafiti con pintura blanca sobre un muro de color salmón, por ejemplo. A su vez, la Delegación de Medio Ambiente asume el trabajo de retirar las pintadas de muros de piedra ostionera, especialmente dolorosas cuando se descubren en los lienzos de la muralla, Monumento Nacional.

Entre una y otra concejalía se gastan al año cerca de 200.000 euros, una cifra que no deja de crecer.

Aunque no se ha cuantificado cuántas pintadas pueden existir en la ciudad, un cálculo aproximado puede superar las 15.000. Hay zonas tradicionales, siempre plagadas de dibujos, frases o, simplemente, rúbricas que dan nombre a sus autores y que son las que más están proliferando desde hace unos meses: la Punta de San Felipe, Cortadura (especialmente el Fuerte), el complejo de oficinas del polígono San José y el Paseo Marítimo. Pero la plaga se está extendiendo desde hace apenas unas semanas por toda la ciudad, sin posibilidad de encontrar una zona libre de grafiti.

En la tarde de ayer, y en el tramo de los soportales de la avenida de Ana de Viya, se podían contar más de doscientas pintadas. Es una de las zonas donde más ha aumentado esta práctica incívica que, además, no perdona a edificios oficiales donde, se supone, hay una seguridad permanente: como las fachadas del Ayuntamiento y de la Audiencia Provincial, o en mobiliario urbano como los carteles de información turística o los paneles que protegen a las torres de la iluminación de Navidad y Carnaval de la Avenida.

El casco antiguo también ha visto como se han ido incrementando las pintadas, mientras que en calles de Puerta Tierra se han llegado a pintar en tramos de fachadas a cuatro metros de la acera, labor en algunos casos arriesgada, por lo menos bastante más del esfuerzo de quien realizó, hace ya unos meses, un grafiti en el suelo del paseo que atraviesa el foso de la muralla de Puerta Tierra camino de la estación férrea.

El Ayuntamiento reconoce que es imposible eliminar esta plaga, aunque en capitales sensiblemente más pobladas como Sevilla o Córdoba sí se logra mantener en buen estado las fachadas de sus centros históricos. Eliminar el daño causado es muy costoso y supone un trabajo extra muy lento de ejecutar, especialmente cuando se pinta sobre mármol o sobre piedra ostionera. A la vez, el control policial es casi imposible ya que, lógicamente, es imposible contar con un agente de vigilancia en cada calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios