"Ella me pidió que le hiciera cosas que yo no quería hacer"

  • El acusado de violar a una tripulante del barco 'Disney Wonder' dice que tuvieron relaciones consentidas

Imagen del crucero 'Disney Wonder', donde supuestamente tuvieron lugar los hechos denunciados. Imagen del crucero 'Disney Wonder', donde supuestamente tuvieron lugar los hechos denunciados.

Imagen del crucero 'Disney Wonder', donde supuestamente tuvieron lugar los hechos denunciados. / joaquín pino

Comentarios 2

El procesado por agredir sexualmente a una tripulante del crucero Disney Wonder en octubre de 2016 se sentó ayer en el banquillo de los acusados y declaró que las relaciones que mantuvo con su compañera fueron consentidas y que fue "ella la que me pidió que le hiciera cosas que yo no quería hacer".

Durante la celebración del juicio, que tuvo lugar en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cádiz, el acusado explicó que la denunciante y él "eran amigos" desde hacía algunas semanas y que "tenían sexo esporádico".

La pareja habló de tener "sexo duro" con la condición de que cuando ella dijera "no", era "no"

La noche de los hechos, la del 12 al 13 de octubre, ambos estaban de fiesta en el barco cuando ella intentó besarlo y él se apartó. "No quería hacer pública la relación", afirmó, lo que provocó el enfado de ella. A pesar de este enfrentamiento, "sobre las tres de la madrugada nos fuimos a su camarote. Allí practicamos sexo vaginal, siempre de manera consentida".

Según la versión del acusado, él había mantenido una conversación previa con su compañera en la que ella le proponía realizar sexo anal, "pero yo no quería", indicó.

El procesado dijo que la mañana de 13 de octubre, sobre las siete, sonó la alarma de su móvil, se levantó de la cama y se fue a trabajar.

La declaración de la supuesta víctima fue reproducida ayer en sala a partir de las grabaciones que se realizaron en fase de instrucción como prueba preconstituida, dada su condición de extranjera no residente.

La tripulante aseveró que, si bien tuvo sexo consentido con el acusado la noche de los hechos, por la mañana la empujó, la cogió por los brazos y la penetró analmente en contra de su voluntad. La mujer, de 26 años, aseguró que intentó evadirse rechazándolo con las piernas sin conseguirlo. "Después me quedé en shock".

A preguntas del juez instructor, la denunciante señaló que, efectivamente, habló con su compañero sobre la posibilidad de practicar "sexo duro" con la condición de que cuando ella dijera "no", era "no".

Pocos días después de estos hechos, la joven -afirmó- fue tomando conciencia de lo ocurrido y decidió comentar el asunto con otra colega de trabajo, la cual le refirió que lo que le había ocurrido era "una violación".

Tanto el acusado como la denunciante explicaron al tribunal que la jornada del 13 de octubre, después de la supuesta violación, se estuvieron mensajeando por WhatsApp con normalidad: él le pedía perdón porque ella se había caído mientras mantenían relaciones y se había golpeado la espalda con el filo de la cama. Ella le contestó: "No es culpa tuya, no tienes que pedir perdón, los dos estábamos borrachos". En otros mensajes posteriores, la joven invitaba al procesado a volver a su camarote. "No fue una buena idea, pero en ese momento quería su compañía. No pensaba en lo que había pasado. Realmente, no sabía muy bien cómo abordar el tema", testificó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios