El pasado año se celebraron 7.855 bautizos y 2.061 bodas

  • En los centros asistenciales y sociales de la diócesis se atendieron a 112.249 personas

En la rueda de prensa celebrada ayer en el Obispado para presentar la nueva realidad de la financiación de la Iglesia, que moderó el director del Secretariado Diocesano de Medios de Comunicación Social, Manuel de la Puente, se entregaron también diversos datos estadísticos de la diócesis de Cádiz y Ceuta correspondientes al pasado año.

A lo largo de 2007 en los 64 centros asistenciales de propiedad o dirigidos por eclesiásticos o religiosos fueron atendidas 112.249 personas.

En los cuatro comedores se sirvieron 105.000 comidas, mientras que en los 10 centros de asistencia a emigrantes y refugiados fueron 3.800 y en las 13 casas para ancianos, enfermos crónicos inválidos y minusválidos fueron atendidas otras 1.000.

Por los 10 centros para mitigar la pobreza pasaron 450, por los 3 culturales y artísticos 400, por los cuatro centros para víctimas de violencia y prostitución 279, por los dos consultorios familiares y otros centros pro-vida y familia 250, por los seis que promueven el trabajo 225, y por los cuatro para educación a la paz otras 225, entre otros.

Los 74 centros de educación de propiedad o dirigidos por la Iglesia en la diócesis contaron con 31.700 alumnos, Del total 19.000, el 59 %, estuvieron en centros de enseñanza primarias o elemental; 10.000, el 32%, en enseñanza media; 1.500, el 5%, en jardín de infancia, y 1.200, el 4%, en institutos superiores.

De los 74 centros, 36 son de enseñanza primaria o elemental, 19 jardín de infancia, 17 de enseñanza media y dos institutos superiores.

En cuanto a los sacramentos, durante 2.007 se realizaron 7.855 bautizos, de ellos 6.805 a menores de un año, 819 a niños con edades comprendidas entre 1 y 7 años, y 231 a mayores de 7 años.

También se llevaron a cabo 1.313 confirmaciones, 5,964 primeras comuniones y 2.061 matrimonios, de los que en 2.567 los contrayentes eran católicos ambos y en 34 uno sí y otro no.

Con estos datos la Iglesia de Cádiz y Ceuta demuestra que está presente en los acontecimientos más importantes de las personas, ayuda a los más necesitados de la sociedad, está presente en la cultura, la enseñanza y la educación en general y a ello se unen las misiones y la cooperación internacional.

A partir de ahora su sostenimiento económico depende de los católicos y de los que deseen que siga realizan su labor a favor de los más necesitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios