política municipal | primeros cambios en el equipo de podemos-ganemos

La oposición lo tiene claro: el cambio no mejorará el gobierno

  • Consideran que se ha quedado corta y que debería de haber afectado a otros ediles. El PP resalta que la nueva organización del Ayuntamiento es igual a la que ellos tenían.

Comentarios 13

El alcalde se ha quedado corto. Este podía ser el resumen del análisis que los tres partidos de la oposición municipal hacen tras conocer, a través de Diario de Cádiz, los cambios que José María González ha introducido en su equipo de gobierno. Corto porque debería de haber extendido la renovación a todo el gobierno, corto porque los ediles más castigados tendrían que haber dimitido de su cargo y corto porque el cambio ideal hubiera sido el del propio gobierno por otro conformado por la propia oposición.

A la vez se coincide en que González ha asumido, sin decirlo, que la organización de su equipo hacía aguas lo que le ha llevado a un reorganización del funcionamiento interno del gobierno que, para algunos, es retornar al diseño con el que funcionó el PP en sus últimos años.

"Esperábamos un cambio más profundo, empezando por el propio alcalde y al final sólo ha cambiado algunos cromos", constata el portavoz del grupo municipal del PP, Ignacio Romaní. "Ha sido -afirma- un cambio leve que constata el descontrol con el que viene funcionando el equipo de José María González".

Menciona como que los principales movimientos realizados castigan a ediles que han acumulado grandes fracasos, mencionando los casos de Adrián Martínez de Pinillos y Manuel González Bauza, "cuya gestión en el proceso de remunicipalización de diversos servicios ha sido un rotundo fracaso. En cuanto a Pinillos, se podía crear la concejalía de la bandera de Plaza de Sevilla y ponerle al frente de ella", ironiza el portavoz popular.

Llama la atención de que no se han tocado delegaciones que considera que han fracasado rotundamente, como Mujer, Empleo, Vivienda o Cultura, especificando que las dos últimos "están controlando por Ganemos, por lo que no puede tocarlas".

Pero donde es especialmente critico el PP es con la reorganización interna del Ayuntamiento que supone la creación de cuatro grandes áreas de gestión.

"Al final, José María González ha asumido que nuestro modelo de gestión (igualmente con una división por grandes áreas) era el correcto, aunque cambiándoles el nombre. Lo cierto es que no le ha funcionado la organización primitiva lo que ha provocado un fracaso de gestión con lo que ha perdido catorce meses, y con ellos la ciudad, haciendo experimentos", afirma.

Para el PP uno de los grandes problemas de González es la ausencia de políticos preparados y, sobre todo, su desprecio hacia la mayor parte de los técnicos municipales. "Mediante una política sectaria han descabezado numerosas delegaciones. No es cuestión de que los concejales fallen sino que éstos no cuenten con técnicos preparados, tras cargarse a directores de áreas que sí sabían de la gestión municipal. Frente a ello, las concejalías están llenas de asesores y de comisarios políticos que no saben ni dejan trabajar y encima, ahora meten Familia con el área que llaman Justicia Social. ¡Es una ironía cuando ellos han rebajado las ayudas a las mujeres perseguidas!"

"Lo que tiene que hacer el alcalde es dedicarse plenamente a la gestión del día a día, porque gobernar la ciudad significa estar todo el día atenta a ella", concluye Romaní para quien "el problema es el propio alcalde, porque cada vez que habla sube el pan y desarrolla una política sectaria. Y lo está pagando ahora".

Para el PSOE, en boca de su portavoz municipal Fran González, los cambios decididos por el alcalde "demuestran que el equipo de gobierno estaba haciendo aguas. Nosotros hemos ido planteando cuestiones importantes de la ciudad para que se le diesen soluciones y, por el contrario, éstas se han agravando".

Considera el portavoz socialista que dos de los ediles más afectados por los cambios realizados, Martínez de Pinillos y González Bauza, "deberían de abandonar el Gobierno. Pinillos provocó el levantamiento de todo el movimiento vecinal, uniendo por primera vez en toda la democracia a este colectivo. En el Carnaval, ahora mismo hay un malestar general por la elaboración del reglamento del Patronato. Y el mantenimiento urbano es un desastre. Y en cuanto a Bauza, está claro que el proceso de municipalización está siendo un desastre", aunque se duda que el paso del área de Personal a manos de David Navarro sea efectivo "porque él ya está sobrepasado con la delegación de Hacienda".

González, en todo caso, si considera que la gestión de María Romay, que ha asumido lo dejado por Martínez de Pinillos, está siendo más efectiva.

En cuanto a la creación de cuatro grandes áreas, el socialista muestra sus "dudas e incertidumbre" por este sistema. "No sabemos si es para maquillar lo mal que hacen las cosas o es algo pensado, en todo caso este cambio tiene un coste con los jefes de área, que habrá que preguntar si son funcionarios de la casa o vendrán de fuera".

Pero lo que más preocupa al PSOE es si esta nueva organización va a suponer "empezar de nuevo, pues anuncian la elaboración de documentos marcos sobre diversas cuestiones, cuando llevan meses encargando proyectos, lo que indica que tras un año de gobierno aún no tienen claro por dónde deben seguir".

Juan Manuel Pérez Dorao, portavoz del grupo de Ciudadanos, es claro y rotundo en su reflexión sobre el nuevo gobierno municipal: "Esto va a cambiar poco porque el problema que tiene la ciudad no se soluciona con una remodelación, se soluciona con un cambio de gobierno. En todas partes los gobiernos se encomiendan a quienes se suponen que están más preparados, pero en esta ciudad quienes están en el gobierno no lo están. Aquí seguiremos con un gobierno de gestos y no de gestión". Por eso, lo lógico sería, para Pérez Dorao, un cambio de partido al frente de la ciudad al considerar que "un cambio de posición entre los concejales no va a dotar al gobierno de José María González de lo que esencialmente carece: preparación".

En todo caso, tiene claro que los dos "perdedores" de este retoque "se lo han ganado a pulso". "Adrián ha sido del 'donde dice digo dice diego' permanente. Nunca ha tenido claro los criterios a seguir como concejal por su falta de experiencia, por lo que ha ido dando palos de ciego. Y algo parecido ha pasado González Bauza, aunque me llama la atención de que mantenga Medio Ambiente, cuando es un servicio que está muy mal, como ya hemos denunciado desde Ciudadanos".

Prefiere el portavoz esperar a ver cómo funciona la nueva organización interna del Ayuntamiento aunque constata que "lo que se tenía hasta ahora no funcionaba y el gran ejemplo han sido la Fundación de la Mujer y el IFEF, porque quienes están a su frente no son capaces de sacar nada adelante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios