Los ocupantes reabren Valcárcel para su uso como "casa del pueblo"

  • Más de 200 personas acuden a la apertura del colegio · Tras dos días de limpieza, se celebra la primera asamblea popular con la actuación de la chirigota 'Los encantadores de perros'

Comentarios 109

El colegio Valcárcel volvió a abrir sus puertas tras cerca de una década de cierre a la espera de que se construyera un hotel de cinco estrellas. Esta reapertura ha sido un auténtico "golpe de efecto" de la plataforma Valcárcel Recuperado tras dos días de ocupación de un edificio de propiedad privada. Un movimiento que deriva de la acampada del 15-M que hasta el domingo estuvo establecida en la plaza del Palillero.

Más de 200 personas llegaron a congregarse en el patio del antiguo Hospicio en la acción de apertura, aunque la entrada y salida de personas fue constante. Además de este acto, también tuvo lugar la actuación de la chirigota Los encantadores de perros y se celebró la primera asamblea.

A las 20:00 horas estaba prevista una convocatoria ciudadana frente al edificio. En ese momento, unas 50 personas se encontraban en el lugar a la espera de lo que iba a suceder. Una apertura ya planificada desde el primer momento para volver a "darle vida" a este espacio.

Los únicos momentos de tensión se vivieron ante la llegada de cuatro vigilantes de seguridad privada. Una aparición que quedó sólo en palabras ante lo que estaba preparado.

Cerca de las 20:30, uno de los miembros de la plataforma procedió a leer un manifiesto previo a la reapertura del colegio. Para la plataforma, el día de ayer fue "grande para la ciudad".

El objetivo de esta acción, como ellos mismos especificaron, es "ponerlo a disposición de todos los vecinos y vecinas del barrio, y de toda la ciudadanía".

Además, se destacaron una serie de consejos para la entrada a Valcárcel, tales como respetar las zonas habilitadas en el patio, respetar el aparcamiento que está en el exterior o seguir el espíritu del 15-M no consumiendo dentro del colegio alcohol ni otras drogas.

Por último, se remarcó que este acto es "una demostración absolutamente ejemplar de cómo el pueblo sabe hacer las cosas. Vamos a demostrar perfectamente cómo hacerlo nuestro lo que siempre ha sido nuestro. Somos personas responsables, pacíficas, educadas y que saben muy bien lo que quieren. Lo que queremos es que Valcárcel sea para el pueblo".

Tras una gran ovación de los asistentes y gritos de "Valcárcel para el pueblo", se abrió la puerta y la gente empezó a entrar al patio del antiguo colegio.

Entre el bullicio, muchas eran las caras de emoción, unas por el trabajo que han realizado estos días y otras por los recuerdos de los que estudiaron bajo esas paredes. Un cartel en uno de los balcones del patio que decía "entrada libre y gratuita" presidió el constante movimiento de gente.

Durante los dos días de ocupación cerrada, los activistas se han dedicado a adecentar el lugar y habilitar los espacios en previsión a lo que ayer pasó. Personas cercanas a la plataforma comentaron que se han encontrado mucha basura, aunque aseguran que el edificio se encuentra en buenas condiciones estructurales a pesar de las numerosas grietas y desconchones.

Tras volver a leerse el manifiesto de la entrada a Valcárcel, tomaron protagonismo las coplas de Los encantadores de perros, con Juan Luis Soto El Cascana al frente.

En la primera asamblea, se pasó a discutir el estado del edificio, la organización por grupos de trabajo -tales como limpieza, logística, programación, técnico-legal o comunicación- o las cuestiones legales referentes a la ocupación.

En el apartado técnico, afirmaron que disponen de informes en los que queda claro que la estructura del edificio está bien. Por su parte, en el apartado legal, dijeron que "hay un vacío de poder" al incumplir la promotora Zaragoza Urbana el contrato de cesión y no haberse aprobado la rescisión en el pleno de Diputación.

Para hoy, y tras la primera noche de ocupación con las puertas abiertas de Valcárcel, está prevista por la tarde la actuación de la comparsa Los currelantes, de Jesús Bienvenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios