Los dos nuevos hoteles se perfilan como equipamientos esenciales para el 2012

  • La capital sufre un importante déficit de plazas hoteleras a pesar de las nuevas aperturas

Los dos nuevos hoteles previstos en el entorno de La Caleta se plantean como proyectos esenciales para que Cádiz pueda responder al reto del Bicentenario en lo que se refiere a la oferta de plazas hoteles, que hoy apenas superan las dos mil camas. Entre ambas obras se pondrán en el mercado más de 500 plazas. Los dos centros podrán contar incluso con la categoría de cinco estrellas que, cuando abran, sólo estará vigente en Cádiz en el hotel que se levanta en el barrio del Pópulo ocupando la Casa del Almirante. Pendiente está también el hotel que se quiere construir en el barrio de Puntales, así como el que promueve Grosso en Veedor y el que se ejecuta en la calle Cobos.

Con todo, la oferta será insuficiente especialmente al ser Cádiz, durante el 2012, sede de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Capital Iberoamericana de la Cultura, eventos que traerán a numerosas delegaciones americanas que tendrán que utilizar también hoteles de otras localidades de la Bahía.

Para la ciudad será también importante contar con los equipamientos que acompañarán a los nuevos hoteles, en especial el auditorio anunciado en el Valcárcel.

Los dos hoteles se sitúan en una zona de la capital que va a tener en el 2012 un papel relevante tanto en lo que se refiere a la oferta cultural como a la turística. El Bicentenario permitirá poner en valor el castillo de San Sebastián, como uno de los equipamientos relevantes del evento, a la vez que concluirá la rehabilitación del castillo de Santa Catalina. En las inmediaciones, el Ayuntamiento abrirá el Centro de Arte Contemporáneo y un nuevo teatro en un renovado parque Genovés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios