Infraestructuras sanitarias Nuevo Hospital Puerta del Mar

Un nuevo hospital con exigencias

  • El Plan Funcional fija las necesidades del edificio, desde la altura de los quirófanos a la inclusión del uso de energía solar

Un espacio sanitario de 800 camas, 127.000 metros cuadrados y la obligación de ser un centro moderno que cubra las necesidades de la provincia de Cádiz, debe estar a la altura. Quien vaya a ser el encargado de diseñar el nuevo hospital Puerta del Mar tendrá que tener en cuenta buen número de pormenores y exigencias.

El Plan Funcional, además de señalar todos los servicios e instalaciones que debe tener el centro para soportar la demanda y apuntar los espacios precisos para ello (datos publicados el pasado miércoles por Diario de Cádiz), incluye una lista de cuestiones que tendrán que tenerse en cuenta a la hora de levantar el edificio.

Las prescripciones técnicas para la ejecución de las obras señalan desde las características de la estructura del edificio, la albañilería y carpintería o las escaleras a cuestiones como el sistema de climatización o la eficiencia energética del edificio, los sistemas de detección y extinción de incendios o las instalaciones de comunicación.

Por ejemplo, el Plan Funcional realiza algunas recomendaciones y marca otras tantas exigencias en cuanto a estructura. Los edificios hospitalarios, determina, preferiblemente deben contar con estructura de hormigón armado. Las juntas de dilatación estructurales deben realizarse cada 40 metros como máximo. Por otro lado, la altura libre de locales, consultas y habitaciones hospitalarias se fija en 2,70 metros, y en quirófanos, paritorios o salas que alberguen aparatos de radiología, en un mínimo de tres.

Tratándose de un hospital son también importantes otras cuestiones básicas, se describe, como un diseño de los dinteles de las ventanas que permitan el conveniente aislamiento o el blindaje de quirófanos, parte de UCI y de zona de radiología, entre otros, con plomo de un espesor adecuado. Los suelos de las zonas quirúrgicas además de presentar buena resistencia al agua y a los productos de desinfección, deben ser antisépticos y antideslizantes.

La climatización y aprovechamiento energético del edificio es otro capítulo importante. Lo primero a tener en cuenta es que la calidad del aire interior tiene que ser óptima, tal y como señala la normativa correspondiente para hospitales, clínicas, laboratorios y guarderías. Por otra parte, la producción del agua caliente sanitaria del nuevo hospital se basará en la energía solar, así que el edificio tendrá que contar con un buen número de placas solares. Pero para calefacción y soporte al agua caliente cuando sea preciso además tendrá que instalarse un sistema de, como mínimo, seis calderas.

Para evitar que los cortes de luz afecten a la actividad del hospital cuando se produzcan, esto es, para hacer frente al suministro de reserva obligatorio en este tipo de centros sanitarios, se deberán instalar en el nuevo Puerta del Mar dos grupos electrógenos y dos equipos de alimentación ininterrumpida centralizados e independientes.

Pero en cuanto a iluminación también evaluar otros detalles pues son precisos alumbrados de seguridad, evacuación y ambiente o antipánico.

Las instalaciones contra incendios requieren en este caso elementos como extintores, rociadores, puertas cortafuegos, sistema de detección y alarma en caso de humo o fuego y sistema de automático de extinción.

En un hospital son igualmente necesarias las instalaciones de comunicaciones. Este epígrafe hace referencia no sólo aspectos como la instalación de radiodifusión sonora y televisión sino también megafonía, por ejemplo, y sistemas de llamada al paciente en las consultas. Asimismo, en los aparcamientos, además de la instalación convencional de barreras automáticas de entrada y salida y aparatos de validación de tickets y demás, cada una de las plazas tendrá que disponer, se exige en el Plan Funcional, de indicadores que informen si están libres o ocupadas.

Otros dos asuntos importantes en un hospital son la instalación de suministros de gases medicinales como el oxígeno o el nitrógeno motriz y la instalación del transporte ya sea con ascensores, montacargas u otros.

Estos, y otros tantos aspectos, son imprescindibles a tener en cuenta a la hora de construir un hospital, una obra compleja no sólo por la dimensión del edificio sino por las exigencias que conlleva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios