Dos nombres y un culpable

  • Pérez Dorao achaca al propio David Navarro su cese en Onda Cádiz por gestionar a espaldas del consejo de administración

  • El edil de Podemos la toma con el socialista Fran González

Fotos: Jesús Marín - Julio González Fotos: Jesús Marín - Julio González

Fotos: Jesús Marín - Julio González

Comentarios 1

El miércoles fue el día en que la oposición plantó por primera vez cara al equipo de gobierno y le restó capacidad de gestión en una de las áreas municipales (la sociedad Onda Cádiz). Y ayer tocó el turno de la reflexión, de la valoración, del análisis... y de la búsqueda del responsable de lo ocurrido. Ante los micrófonos, dos protagonistas destacados: el nuevo presidente y consejero delegado -si el Registro Mercantil lo autoriza- de Onda Cádiz, Juan Manuel Pérez Dorao; y el consejero delegado destituido, David Navarro. Dos visiones bien distintas sobre lo ocurrido en el consejo de administración de la sociedad municipal, y dos responsables señalados igualmente distintos.

El nuevo presidente pone el foco de atención en Navarro, que sería el responsable de su propio cese; el culpable, por tanto, de no seguir en el cargo que ostentaba desde la llegada de Podemos al Ayuntamiento (precisamente con el apoyo de Ciudadanos y del PSOE). "Las razones de su destitución residen básicamente en el hecho de que el consejero delegado ha gestionado la sociedad en solitario, prescindiendo del consejo de administración", exponía ayer en rueda de prensa. "Buscamos la pluralidad en la gestión, con presencia de todos los grupos políticos, que es algo que se había hurtado, al igual que desapareció la transparencia porque las decisiones se han tomado sin contar con el consejo y sin dar explicaciones. Se ha querido poner coto a esto. A partir de ahora todos los grupos tendrán participación en Onda Cádiz, incluido el equipo de gobierno, que tiene a tres consejeros", siguió explicando Pérez Dorao.

Navarro se extralimitó totalmente. Ha estado gestionando la sociedad en solitario"Es un acto de cobardía de Fran González, afiliado al PSOE pero militante del PP"

Lamentó el portavoz de Ciudadanos que el alcalde esté utilizando una "visión patrimonialista" del Ayuntamiento que preside. "El alcalde no puede decir "me quitan Onda Cádiz", porque no es suyo. Él no es dueño de nada, es un simple gestor. Todo es de la ciudad y nuestra vocación de concejales es colaborar, como estamos haciendo. Hablar de golpe de Estado es una absoluta exageración", manifestó en respuesta a las declaraciones de José María González en referencia a lo ocurrido en Onda Cádiz.

Y si para el nuevo presidente y consejero delegado el culpable del golpe de timón propiciado por la oposición es el propio David Navarro, el aludido dio también ayer un giro de tuerca y situó en la diana de su salida de Onda Cádiz al portavoz del PSOE, Fran González. El responsable de Hacienda ofreció también una rueda de prensa en la que atacó duramente, y casi por sorpresa, al líder socialista, teniendo en cuenta que González ni siquiera es consejero de Onda Cádiz, donde la representación socialista recae en María José Rodríguez.

"Ayer asistí a un absoluto acto de cobardía por parte de Fran González, afiliado al PSOE pero militante y con ideas del PP, que a día de hoy se ha convertido en el peor referente para su militancia. El proyecto político de Fran González no es el PSOE, es él mismo, aunque para eso tenga que pactar con la derecha más retrógrada y más rancia de esta ciudad. Fran González ya ha dejado claro por activa y por pasiva, sobre todo por pasiva, que no sabe gestionar; solo hay que ver su fracaso al frente del Tricentenario, que solo se ha visto salvado gracias a la colaboración de entidades colaboradoras. Fran González no es sólo un político profesional, sino un conspirador acreditado tanto en su propio partido, donde únicamente se dedica a liquidar a sus adversarios para conservar el sillón, como de puertas para afuera, tal y como pudimos comprobar ayer", expuso Navarro de corrido nada más comenzar su intervención.

Al PSOE le afeó arrojarse "a los brazos del PP" y "ensayar una moción de censura revocando al consejero delegado de Onda Cádiz para poner a un grupo municipal cada vez más cercano a la extrema derecha", llegó a afirmar un airado Navarro, que todavía ayer no se explicaba los motivos de su cese y mucho menos el del gerente, al que "se cargaron en cinco minutos". Gerente que según expuso Pérez Dorao será elegido en breve, pudiendo optar al cargo funcionarios o personal laboral del Ayuntamiento, sus organismos autónomos o sus empresas que tengan conocimiento en materia de comunicación.

Navarro defendió su gestión al frente de la sociedad, destacando la independencia absoluta otorgada a los trabajadores y alertando de la "incertidumbre" generada en la plantilla con este cambio -"Son dos cosas distintas el medio de comunicación y la empresa", había aclarado previamente Pérez Dorao- e insistió en que tras su destitución se esconde la intención del PP de que las auditorías previstas no se hagan -pese a que según Pérez Dorao el consejo de administración del martes acordó llevar a cabo las auditorías ya previstas "y si hubiera que hacer más, se hará"-. Porque el edil de Hacienda considera una "excusa estúpida" achacar a su reprobación el cese al frente de Onda Cádiz. "Si quieren inhabilitarme estarán atentando contra la democracia de esta ciudad", advirtió un concejal que dice también liberarse tras su cese, "pues de 19 responsabilidades que tenía asumidas me quedo con 18".

Así, del "Navarro se extralimitó totalmente" en palabras del nuevo presidente al "volvemos a la televisión en blanco y negro" del consejero delegado cesado, las visiones sobre el presente de la televisión municipal eran ayer bien distintas. De hecho, sobre la mesa quedaron dos nombres (David Navarro y Fran González) para señalar al culpable del cambio de timón que ha sufrido la empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios