Un momento de gloria estelar y fugaz

  • Del convenio de la UCA se ha pasado a las lanzaderas y a los investigados

Comentarios 3

El convenio entre la Universidad de Cádiz y el Ayuntamiento le daba al equipo de gobierno un momento de gloria estelar. Era un proyecto sobre parte de la ciudad que implicaba además a otra administración y que conjugaba el uso de varios edificios. El alcalde José María González estaba muy contento porque creía que se conseguía un buen acuerdo para la ciudad. Estaba satisfecho pese a las esperadas críticas de parte de la oposición y las ya repetidas puyas de sus propios compañeros de gobierno, que con tantos clavos ya habrían montado la cama para un fakir.

Sin embargo, en la rueda de la política, como la vida misma, unas veces se está arriba y otras abajo. El momento estelar se convirtió en una tormenta, primero con el polémico asunto de los autobuses lanzadera, donde más allá del dispositivo se ha dado un problema legal que puede acabar incluso con el tema en la Fiscalía si el PSOE decide llevar el asunto.

Después de que se anunciara el sistema el pasado jueves como una mejora para la movilidad, el equipo de gobierno tuvo que dar marcha atrás el lunes ante los problemas legales que se podrían plantear. Fue un intento novedoso muy trabajado por la Policía Local pero que se ha quedado en el camino hasta el año que viene.

Para colmo, los dos concejales de Ganar Cádiz que conforma sociedad con Podemos, son investigados por el caso Matadero para rematar una semana complicada.

Pero todavía podía haber algo más y es que pese a la resistencia de la concejala de la Mujer de elegir a un gerente durante dos años y medio, a Podemos no le ha quedado más remedio que plegarse ante la mayoría de la oposición. Así, se ha nombrado a uno de los tres candidatos que habían sido rechazados en un principio por el equipo gobernante. Al final, el convenio con la UCA ha pasado para su desgracia a un segundo plano y el momento estelar ha pasado a ser fugaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios