ocio

60 minutos para escapar del Beaterio

  • Las Cueva-catacumbas de Valverde se convierten en un 'escape room', en donde se mezclan los juegos de inteligencia y el patrimonio

Eugenio Belgrano explica a unos visitantes la historia del Beaterio de Valverde. Eugenio Belgrano explica a unos visitantes la historia del Beaterio de Valverde.

Eugenio Belgrano explica a unos visitantes la historia del Beaterio de Valverde. / joaquin pino

El empeño de Eugenio Belgrano hizo que hace un año y medio se abriera al público las Cueva-catacumbas del Beaterio, una galería subterránea que data del siglo XVII y que se utilizaba como panteón para enterramientos. Este espacio, que se encuentra en el número 3 de la calle Valverde, ya se ha afianzado como un lugar de referencia dentro de la ruta patrimonial de la ciudad, sobre todo por ofrecer una perspectiva diferente al centrarse en explicar una pequeña parte de la historia de Cádiz por lo que tenemos bajo nuestros pies.

En ese afán de mostrar el patrimonio de una manera diferente para llegar a un público más abierto, Belgrano ha dado un paso más y ha convertido el Beaterio de Valverde en un escape room. Ésta es una de las actividades de ocio que está más de moda en la actualidad. La dinámica es muy sencilla: un grupo de amigos se quedan encerrados en una sala y tienen 60 minutos para superar una serie de juegos de inteligencia y enigmas para poder escapar de ella.

La actividad se compatibilizará con las visitas patrimoniales a esta galería subterránea

El gerente de las Cuevas-catacumbas del Beaterio, Eugenio Belgrano, explica que la inclusión de la actividad del Escape del Beaterio nace de que "tenemos un lugar en donde se hacen actividades culturales y patrimoniales, pero tiene muchas horas muertas. Por eso, creí que sería bueno hacer otro tipo de actividades para darle más uso al lugar".

Además de este deseo de ampliar las posibilidades del Beaterio, también reconoce Belgrano que dedicar estas galerías a una actividad distinta a las visitas turísticas va a permitir "poder acercar el patrimonio a esas personas que por sí mismas no harían la visita al Beaterio".

De hecho, indica que uno de los motivos que le ha llevado al uso durante determinadas horas del Beaterio de Valverde como un escape room es que esta actividad "está cogiendo más fuerza porque cada vez las personas buscan hacer cosas diferentes a salir a cenar e ir a una discoteca a tomarse cuatro copas". Por ello, considera que "mezclar el patrimonio con las pruebas de inteligencia es algo que va a tener mucho tirón".

La característica diferencial que tiene el Escape del Beaterio frente al resto de escape rooms que existen es el escenario. "Por estar atrapados en unas catacumbas del siglo XVII y tener que resolver una serie de enigmas para poder escapar, el producto por sí solo se convierte en más morboso que cualquiera de los escape rooms", apunta Belgrano.

Además, otro aspecto en el que incide el gerente del Beaterio de Valverde es que se han introducido elementos diferentes a los de un escape room tradicional, ya que "hemos metido magia o en las pruebas quitamos sentidos como la vista o el tacto para incrementar un poco más que el cerebro trabaje".

Hace unos días se realizó la primera prueba del Escape del Subsuelo para valorar cómo podía funcionar esta actividad antes de su apertura oficial durante este pasado fin de semana. Para ello, cuenta Belgrano que "hicimos un sorteo en Facebook para que las personas que participaran no fueran amigos. Escogí a cuatro personas sin ninguna vinculación. Salieron encantadas después de la actividad y nos dijeron que el tiempo se les había pasado volando y que estaban locos por repetir". Esta prueba, entre otros aspectos, sirvió para valorar el nivel de dificultad del escape room. Un ensayo que para Belgrano fue satisfactorio ya que el grupo consiguió terminar la actividad en una hora y media, estando el límite de la partida en una hora.

Aunque la norma de los escape rooms marca un tiempo máximo de 60 minutos, Belgrano tiene la intención de ofrecer un nuevo formato mucho más alargado que duraría toda la noche una vez que la actividad haya cogido más rodaje. El objetivo es que los participantes "tengan la presión de que van a estar encerrados durante siete u ocho horas si se quedan atascados".

La disponibilidad de organizar el Escape del Subsuelo será a demanda de los clientes para poder compaginarlo con las visitas patrimoniales, aunque la intención de Belgrano es que se puedan desarrollar hasta ocho sesiones durante los fines de semana. Las tarifas de Escape del Subsuelo son 35 euros para parejas, 60 euros para cuatro personas y 80 euros para seis personas. Las reservas se pueden realizar en el Hotel Las Cortes de Cádiz y en la página web www.escapedelsubsuelo.com,a través de la plataforma Triocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios