fiestas

La mesa se prepara para despedir 2017

  • Los gaditanos apuran sus compras para la cena de Nochevieja

  • El marisco, en especial las gambas, los langostinos o las almejas, es el producto más demandado en el Mercado

La propietaria de Mariscos Camilo, Catalina Bernal, atiende a una cliente en el día de ayer. La propietaria de Mariscos Camilo, Catalina Bernal, atiende a una cliente en el día de ayer.

La propietaria de Mariscos Camilo, Catalina Bernal, atiende a una cliente en el día de ayer. / joaquín hernández 'kiki

Las fiestas navideñas son un momento de máxima ebullición en los mercados. Tras superar la cena de Nochebuena y el almuerzo de Navidad, a Nochevieja se llega ya con el estómago satisfecho y con ganas de que suenen las 12 campanadas para comenzar a plantearse los retos del próximo año, entre los que siempre se encuentra el deseo de perder los kilos de más que se han ganado en los últimos días. Pero, de momento, hay que llenar la mesa para despedir el 2017 como se merece.

Ayer, el Mercado Central presentaba el aspecto de una jornada normal, a la espera de que en el día de hoy haya más público para hacer las últimas compras. Entre los consumidores, las preferencias se centran, especialmente, en un buen marisco, aunque tampoco se descuidan el pescado y la carne.

En Mariscos Camilo, Catalina Bernal, su propietaria, cuenta que las cigalas y las gambas son las más demandadas, a las que también se suman las almejas o los mejillones. Entre el género, destaca una gamba blanca de Huelva conocida como de Padrón a 30 euros los 250 gramos. "Nada más que la tengo yo", resalta Catalina, que destaca de ella la veta negra que tiene por el coral, que llega hasta la cabeza.

Entre fotos de los visitantes, Catalina enseña un bogavante a uno de ellos, una pieza codiciada para los paladares más exclusivos a 68 euros el kilo. Con todo, la propietaria del puesto apunta que el marisco "está el doble de caro. Ha sido una exageración. Es el año que más ha subido".

En Mariscos Cádiz, José Antonio Murga, su dueño, explica que "lo que más se demanda es la gamba y el langostino", con precios en este puesto de hasta 48 euros el kilo para las gambas de Huelva y de hasta 30 euros el kilo para los langostinos de Castellón. A estos productos, también se unen con buena salida las patas y bocas rusas y las cigalas. De estas últimas, se están vendiendo las de pequeño tamaño a 14 euros el kilo.

En cuanto al pescado, Eduardo Real comenta que "lo más demandado es el cabracho para el paté, la merluza y el salmón". Asimismo, este año el gran problema lo están teniendo con el pulpo, ya que "no hay". A pesar de ello, "mucha gente pregunta por él". En cuanto a los precios, resalta el encarecimiento de la merluza que ofrece, ya que una merluza de pincho que durante el año puede estar entre 10,8 euros y 12 euros el kilo, ahora vale 16,8 euros el kilo.

Por su parte, Manuel Rico, de la pescadería Bastón, resalta otras especies como el gallo o la corvina, así como cualquier pescado "para hacer al horno". Aquí, por ejemplo, se puede ver un pargo a 20 euros el kilo o una corvina a 26,80 el kilo.

Entre la carne, Pedro Fernández, uno de los veteranos de la Plaza, señala para la Nochevieja "las chuletitas de cordero y mucho puchero". Entre su oferta destaca el cordero recental manchego, que alcanza un precio de 18 euros el kilo para las chuletitas y de 14 euros el kilo para la pierna. Con todo, este carnicero reconoce que la fecha fuerte para este tipo de productos es la Nochebuena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios