Navidad Se acerca el día más esperado para los pequeños de la casa

El mensajero real ya está en Cádiz

  • Ante la inminente llegada de sus majestades de Oriente, muchos niños entregan sus peticiones en mano al cartero real, que está estos días por las tardes en el Palillero

Comentarios 6

Se acerca la fecha más esperada por los niños y, para asegurarse de que sus peticiones llegan a los reyes magos, muchos quieren entregar en mano sus cartas al cartero real, que desde ayer y hasta mañana estará recibiendo a los pequeños en la plaza del Palillero. David Palomar encarna este año al mensajero de sus majestades de Oriente.

El cartero subió ayer a su trono a las seis de la tarde, pero desde las cinco y media ya había niños esperando. La espera merecía la pena porque iban a poder entregar sus peticiones al mismísimo cartero real y recoger una portada de Diario de Cádiz con la foto de ese momento y un regalo sorpresa que les hacía este periódico. Además, David Palomar entregaba a algunos un CD con sus canciones.

Carmen, de 8 años, estaba muy nerviosa porque llevaba una hora esperando y quería dar ya su carta. Ha pedido diez cosas y está convencida que los reyes les traerán todas, "y alguna sorpresa", porque dice que ha sido buena. Ella fue con su hermana Elena, de dos años, "que se ha portado regulín", y sus padres. Carmen cuenta que el día de reyes se pone aún más nerviosa y que le cuesta dormirse, "pero me duermo para que los reyes me traigan todas las cosas y si me despierto, me hago la dormida, para que los reyes no se den cuenta".

Helena, de 9 años, hacía cola con sus padres y su amiga Elena. Helena quería subir con su madre, Juana, para que ella también pudiese entregar su carta, en la que pedía "trabajo, paz, amor, salud, dinero y un coche rojo". La niña pedía "un perro de verdad, un cachorrito bulldog francés", además de una cámara de vídeo, el diario secreto de las Monster High, Crea tu propia moda y sorpresas. Cuando subieron, David Palomar leyó la carta de Juana y le dijo que todo es posible y que puede que le traigan un coche rojo. Elena decía que ella se había portado este año "regular tirando para bien" y que creía que le iban a traer todo porque había pedido pocas cosas.

Junto a ellas estaba Carlos, de 4 años, que estaba muy nervioso y llevaba una carta llena de peticiones para él y su hermana de un año.

Gema, de 7 años, iba con sus padres y su hermana Marta, de dos años, a la que le daba miedo acercarse al cartero. Las dos han pedido muchas cosas. Gema decía que lo que más le gustaría que le trajeran los reyes es "la bicicleta de 24 pulgadas". En su carta pide también para su padre una thermomix. "Es que yo la pido todos los años pero nunca me la traen, a ver si a ella le hacen más caso", comentaba el padre.

Álvaro, de 9 años, había ido con sus primos Alba, de 6, y Jose, de 9. Ellos vienen todos los años a entregar sus cartas en mano. Ayer, el cartero les dijo "que el día de reyes tenemos que acostarnos tempranito y que no nos pongamos nerviosos porque si no, no podremos dormir".

Los niños que todavía no hayan enviado sus cartas, tienen la oportunidad de entregarlas hoy y mañana al cartero real en el Palillero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios