En marcha la reforma del estanque del parque Genovés

  • Su rehabilitación permitirá el regreso de los patos alojados en el Hospital Militar

En los dos primeros meses del próximo año deberán estar finalizadas las obras del estanque del parque Genovés, iniciadas durante este diciembre y que tienen como objetivo reparar el vaso central de la instalación, renovar las tuberías y regular la caída de agua a través de la popular cascada. Las obras, incluidas dentro de la rehabilitación integral del parque, tienen un presupuesto de 31.000 euros y están siendo ejecutadas por la empresa Ocidys, según se informa desde la empresa municipal Aguas de Cádiz.

El arreglo del estanque, en el que se encontraban los patos que fueron trasladados en abril al antiguo Hospital Militar, se detendrá de manera especial en un mejor acondicionamiento del vaso central, de manera que se mejore su impermeabilización y se impidan fugas de agua para racionalizar su uso.

El estanque y la cascada, uno de los lugares más populares del parque Genovés, es una instalación antigua que, según las mismas fuentes, no ha sido sometida a una remodelación a fondo desde los años 60. Ahora, se reforzará el vaso central y se renovará todo el sistema de bombeo y de tuberías, lo que mejorará el ahorro de agua y regulará la habitual cascada.

Ocidys, la empresa adjudicataria del proyecto, tiene un mes, según la concesión, para realizar estas obras, aunque la coincidencia de las fechas navideñas podría dilatar el proceso. Esta remodelación viene a continuar el proyecto de Aguas de Cádiz para el Genovés, que arrancó, en el primer semestre de este año, con el arreglo de todas las fuentes del parque. La recuperación de esta zona precede, además, a la profunda remodelación que tiene proyectada el Ayuntamiento, con la rehabilitación del teatro de verano José María Pemán y con el arreglo del Paseo de Santa Bárbara y su incorporación a los actuales límites del parque.

Antes de final de mes, precisamente, está previsto que se firme el contrato para las obras del nuevo aparcamiento subterráneo de Santa Bárbara, adjudicado a la UTE formada por las empresas Isolux y Corsan Corvián. Su construcción y posterior urbanización del paseo superior se convertirá en el pistoletazo de salida de la reforma de esta zona.

De momento, la finalización de las obras del estanque y la cascada permitirá en su día el regreso de los patos que fueron llevados en el mes de abril a las instalaciones del antiguo Hospital Militar, después de que el Ayuntamiento barajara la posibilidad de enviarlos de manera provisional a La Cañada de los Pájaros, en Sevilla, o a El Refugio de Puerto Real, aunque al final se decantó por alojarlos junto al Falla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios