El desarrollo de la ciudad

50.000 m2 sin futuro claro

  • La Junta no aclara la viabilidad de dos proyectos, el Hospital Regional y la Ciudad de la Justicia, tras una década de incertidumbre en una ciudad donde el suelo vacío es un lujo.

Comentarios 6

Un solar de 40.OOO mil metros cuadrados vacío desde hace una década; un solar de más de 10.000 metros cuadrados vacío desde hace más de quince años. En uno se proyectaba la construcción de un gran hospital que, por los medios que iba a ofrecer y la calidad de sus instalaciones, iba a ser considerado un centro médico de carácter regional; en otro se diseñaba un complejo, la Ciudad de la Justicia, de alto nivel para acoger a todas las instalaciones judiciales desperdigadas por la capital y alguna, compartiendo espacio con un mercado de abastos, en situación de funcionamiento muy precaria.

Fueron ambos proyectos parte de la estrategia de la Junta de Andalucía para recuperar, políticamente hablando, a la ciudad de Cádiz que entonces, y desde 1996, estaba en manos del Partido Popular. Políticamente y, también, social y económicamente hablando pues ambos equipamientos, con una inversión conjunta superior a los 300 millones de euros, iban a ayudar a revitalizar la capital.

La colección de Diario de Cádiz está llena de artículos hablando de ambas operaciones. Cuentan su génesis y sus avances. La firma del convenio para su construcción, en el caso del Hospital Regional, con la presencia de presidentes de la Junta y ministros del gobierno, y la presentación de proyectos arquitectónicos en los dos casos. Cuentan los papeles el inicio inminente de las obras, la fecha de su conclusión, las características de los dos edificios. Camas, quirófanos, salas de audiencia, despachos, hotel para las familias de los enfermos, grandes espacios abiertos. Se llega a modificar el Plan de Ordenación Urbana allí donde fuese necesario e incluso el Ayuntamiento tiró un pabellón deportivo, el Portillo, para construir uno nuevo que en parte iba a financiarse con un aparcamiento subterráneo que daría servicio a la vecina Ciudad de la Justicia.

En los ejemplares guardados en la hemeroteca de este Diario aún no se encuentran los números donde se relata la inauguración del Hospital Regional de Cádiz ni la Ciudad de la Justicia. Simplemente porque después de diez y quince años de tiempo transcurrido, nada es realidad.

Hace apenas unos días el Ayuntamiento de Cádiz anuló la licencia de obra que la Junta solicitó para iniciar "ya" las obras en el barrio de San Severiano, ubicación de la sede judicial. A la vez, pidió a la administración la habilitación de esta inmensa parcela como un aparcamiento de coches provisional.

Curiosamente, el proyecto de la Ciudad de la Justicia en San Severiano se paralizó cuando la Junta ya estaba a punto de iniciar las obras. Fue entonces cuando descubrió que el lugar elegido no era el adecuado, como reconocen fuentes de la administración regional. Desde entonces ha buscado una nueva ubicación con una premisa: que el coste no se acercase ni de lejos a lo previsto en el solar de la Institución Provincial Gaditana. Lo ideal, se defiende ahora, es aprovechar el edificio de oficinas que dejó Altadis. De ello se ha hablado con el Consorcio sin cerrar aún un acuerdo.

Pero, si se tiene tan claro que San Severiano no vale para la Ciudad de la Justicia, ¿por qué se mantiene el inmenso solar sin uso alguno y sin perspectiva de tenerlo a corto o medio plazo?

En cuanto al inmenso terreno destinado al Hospital Regional, una sangría para una ciudad sin apenas suelo vacante, la Junta de Andalucía sigue sin atreverse a reconocer públicamente que el centro médico no se va a ejecutar tampoco.

Ya en su momento se desechó el plan inicial, a pesar de que se contrató a un equipo de arquitectos que elaboró el correspondiente proyecto, y se anunció que habría hospital pero en una versión más reducida, nunca con un coste cercano a los 300 millones como se cuantificaba inicialmente.

Desde entonces, la Junta ha incrementado su oferta sanitaria en la Bahía con el antiguo Hospital de San Fernando. Y se hace recuento: San Fernando, El Puerto, Puerto Real, Jerez, La Línea, Algeciras, la Sierra, la Janda. Todos tienen, o van a tener, centros médicos públicos o concertados con la administración. Una oferta, se considera, amplia y suficiente. Si es así, ¿por qué se mantiene el inmenso solar de Puntales sin uso alguno y sin perspectiva de tenerlo a corto o medio plazo?

La excusa de la Junta a la hora de paralizar ambas operaciones, vitales para la ciudad según decían hace una década los socialistas, ha sido hasta ahora los recortes inversores. Nada hace suponer que en los próximos años la situación económica de la Junta vaya a cambiar tanto como para hacer viable un gasto de más de 300 millones de euros en ambas operaciones.

Teniendo en cuenta las necesidades de suelo que tiene la capital (para viviendas, para nuevos equipamientos, para zona industrial, para espacios libres) no resulta lógico que desde la administración regional se mantenga esta duda eterna sobre ambas obras. Es necesario, por ello, que se asuma públicamente, y no sólo de forma privada, que los dos proyectos no se van a ejecutar y que hay que buscar ya usos viables para estos amplios terrenos.

Cabe pensar que la Ciudad de la Justicia puede encontrar ubicación en terrenos de la Zona Franca, fracasado el intento de utilizar las oficinas del estadio Carranza como sede permanente para la administración judicial. En cuanto al centro sanitario, si se descarta el complejo en Loreto-Puntales, la Junta sí debe destinar una inversión millonaria para acometer una reforma integral del Hospital Puerta del Mar, que bien lo necesita.

Si se mantiene el hospital en la Avenida, lógicamente no se podrán ejecutar las viviendas allí previstas, por lo que éstas se podrían trasladar, incrementando aún más el número de pisos de protección oficial, al solar de San Severiano que dejará vacante la Ciudad de la Justicia. Allí hay hueco también para el centro de salud que el SAS tiene aún pendiente en Puerta de Tierra.

En cuanto a los 40.000 metros cuadrados de Loreto-Puntales, junto a las viviendas lo que más necesita Cádiz es espacio donde ubicar instalaciones que creen empleo. El suelo existe, basta con ponerse a buscar firmas capaces de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios