El consiliario

La lluvia de Cuaresma

No se me ocurre refrán alguno que señale que la lluvia en Cuaresma es síntoma de buen tiempo en Semana Santa, como muchos quisiéramos creer. Aún es pronto para estar preocupados, y parece ser que es mejor que llueva ahora todo lo que no debe caer a partir del Domingo de Ramos. Pero ver un día de lluvia a falta de veinte para Semana Santa da, como mínimo, 'canguelo'. No será hasta el Viernes de Dolores cuando las primeras predicciones meteorológicas cobren cierta seguridad, pero seguro que ya hay muchos mirando el cielo. De momento, si nos tenemos que quedar con algo, que sea con el pronóstico de las cabañuelas de Antonio González Brizuela: no lloverá en Semana Santa. Ojalá se cumpla. Pero hasta el Domingo de Ramos, seguiremos mirando al cielo y sintiendo esa inquietud cada día de la Cuaresma que amanezca nublado o llueva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios