La limpieza de la Planta Delta en Navantia continúa un año después

  • Las labores las realiza la empresa pública Emgrisa y son muy delicadas · La nueva instalación que sustituirá a la que se está desmantelando va a ser mucho más pequeña y tendrá menos actividad

Comentarios 2

La nueva planta de desgasificación que irá en los astilleros gaditanos será mucho más pequeña que la que ha venido funcionando hasta hace algunos años, llamada Planta Delta.

Aunque todavía no hay prisa para ejecutar el proyecto, según las fuentes del sector naval consultadas por este medio, las necesidades de la planta son muy distintas de las que hubo cuando se abrió la Delta, cuando se construían en los astilleros de la Bahía petroleros y venían hasta la zona otros para sus reparaciones. Sin embargo, los petroleros cuentan ya con sistemas de autodesgasificación, lo que hace innecesaria la permanencia de una planta de similares características como la que ha estado funcionando hasta hace algunos años.

En concreto la planta Delta se dedicaba al pretratamiento de los residuos de hidrocarburos y sustancias oleaginosas, pero en los últimos tiempos se trataban residuos industriales terrestres para los que no tenía autorización lo que provocó incluso la apertura de un expediente por parte de la Autoridad Portuaria.

Los residuos venían desde distintos puntos de España hasta la Planta Delta, donde eran tratados y posteriormente salían de nuevo camino de la cementera Holcim en Jerez, donde eran utilizados como combustible. Precisamente la cementera, a través de una empresa suya (Energy) y Ecogades, eran las que tenían la concesión para la gestión de la planta.

La SEPI ha autorizado la construcción de una nueva planta, para lo que no tiene fecha. Esta se limitará a limpiar los buques de pasajes que vengan a a reparar, que generan muchos menos gases que un petrolero.

Las fuentes consultadas por este medio indican que la nueva planta será un elemento auxiliar y tendrá mucha más utilidad si la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz consigue que la capital gaditana se convierta en puerto base de cruceros de turistas, lo que haría que todos estos buques efectuaran su puesta a punto en los astilleros de Navantia.

El resto de los buques también podrán realizar sus labores de limpieza de los tanques, aunque esta es una labor mucho más sencilla que la que se hacía antiguamente con los grandes petroleros.

Desde hace algunos meses lo que se está haciendo es el desmantelamiento de la Planta Delta, labor que está llevando a cabo la Empresa Nacional de Gestión de Residuos Industriales (Emgrisa). Esta operación es muy delicada y hay que hacerla con sumo cuidado, aunque las mismas fuentes inciden en que no hay ningún peligro de que se pueda producir contaminación gracias a que todos los depósitos están recubiertos con hormigón. Asimismo, allí ya no hay ningún tipo de gases, sino fangos y lodos.

La descontaminación de los suelos de la actual Planta Delta está costando unos tres millones de euros.

Una de las grandes diferencias entre las dos plantas es la generación de empleo. Mientras que para la primera había unas 30 personas dedicadas en la planta, la segunda apenas va a necesitar personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios