En libertad el condenado por fotografiar a dos menores desnudas y abusar de una

  • El hombre ha recurrido la sentencia de la Audiencia que le impone 4 años y medio de cárcel

El vecino de Cádiz condenado a cuatro años y medio de prisión por fotografiar a dos menores desnudas y abusar sexualmente de una ellas se encuentra en libertad, toda vez que el procesado ha recurrido la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Cádiz ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Así pues, a la espera de que el TSJA resuelva el recurso planteado por este fotógrafo, su defensa ha solicitado su puesta en libertad, petición que ha sido resuelta de forma favorable por el tribunal de la Sección Cuarta de la Audiencia de Cádiz, el mismo tribunal que lo juzgó y lo condenó por los delitos de exhibicionismo y provocación sexual, utilización de menores para elaborar material pornográfico y abuso sexual. El fiscal del caso tampoco se opuso a su puesta en libertad.

El fotógrafo ha estado un año y medio en prisión preventiva por esta causa

Se da además la circunstancias de que este hombre permaneció un año y medio en prisión preventiva durante la instrucción de la causa.

La sentencia que ahora ha sido recurrida ante el Alto Tribunal Andaluz da por probado que el acusado, de 32 años de edad a la fecha de los hechos y sin antecedentes penales, se dedicaba a fotografiar a jóvenes en su domicilio, siendo frecuente que contactaran con él o éste con las chicas a través de la red social Instagram. En ocasiones, el fotógrafo utilizaba esta actividad como pretexto para captar a menores de edad y satisfacer sus deseos lúbricos.

La resolución judicial expone que en marzo de 2016, cuando el hombre se había ganado la confianza de una de las menores implicadas en este caso, le realizó un reportaje en ropa interior. Durante la sesión, el fotógrafo ofreció a la chica que bebieran chupitos de una bebida de muy alta graduación alcohólica. En el transcurso de esa tarde el acusado le indicó que se tenía que echar aceite de coco para que la piel saliera más brillante en las imágenes; y así la hizo recostarse en la cama para luego abusar sexualmente de ella.

En otra ocasión, expone la sentencia de primera instancia, este vecino de Cádiz se citó con otra menor para fotografiarla desnuda en posturas de provocación sexual y mostrando sus genitales. En dicho encuentro, el joven se bajó los pantalones y comenzó a masturbarse. Entonces pidió a la menor que lo fotografiase y ella accedió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios