La improcedencia de una frase muy frecuente

6 de abril de 1902. Es corriente oír la exclamación ¡Cádiz está perdido!, y si nos fijamos en el lujo con que visten las señoras, en nuestros establecimientos industriales, en la concurrencia a los espectáculos y restaurants, etc., hay que considerar totalmente improcedente esa exclamación.

Viene este comentario con motivo de los modelos expuestos en el gran establecimiento de los señores Moreno Hermanos, ante cuyo lujoso escaparate se estacionan numerosas personas comentando las novedades llegadas de París.

l Asociación de María, con fines benéficos. Con la aprobación del obispo de la diócesis, se ha constituido en nuestra ciudad la Asociación de María, que tiene como principal objeto la confección de ropas para los pobres, ornamentos de iglesias, vestidos para las misiones y demás fines piadosos o benéficos que indique el señor obispo.

Las asociadas se reunirán todos los viernes que no sean festivos, de dos y media a cinco de la tarde, en la casa de ejercicios de las Reparadoras, para dedicarse al trabajo de costura.

l El Rey de Bélgica, en España. Anteayer pasó el día en San Sebastián el Rey de los belgas, Leopoldo II, que llegó de Biárritz, acompañado de su secretario.

La entrada la hizo en privado, realizando el trayecto desde Rentería en el tranvía, confundido entre el público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios