El hospital inicia un plan de humanización y confortabilidad

  • Está relacionado con la información al paciente, el acompañamiento, el acceso al centro y plan de visitas, y control del ruido

El Hospital Puerta del Mar ha iniciado un plan de humanización y confortabilidad que tiene como objetivo mejorar aspectos como el confort del paciente, su descanso y la atención a su persona en su globalidad, teniendo en cuenta sus creencias y preferencias. Para poder conseguirlo, el centro ha creado un grupo de trabajo, con su director gerente, Fernando Forja, a la cabeza, y que definirá las diferentes medidas a poner en marcha para asegurar una atención de calidad global a los pacientes.

A lo largo de todo este año se irán desarrollando cuatro proyectos diferentes divididos en dos áreas -humanización y confortabilidad-, que se implantarán secuencialmente. En lo que respecta a la humanización, se abordarán mejoras en los próximos meses en cuanto a la información al paciente y en acompañamiento y humanización del entorno. Respecto a confortabilidad, se abordará el acceso al hospital, incluyendo el plan de visitas, y el control del ruido.

La primera mejora que ya se ha puesto en funcionamiento afecta a la UCI de adultos, donde se ha ampliado el horario de visitas. Así, además de la habitual visita de la tarde, se permite la entrada de familiares a las 13 horas. De igual manera, se ha decidido flexibilizar el horario de visitas en general, permitiendo, en la medida de lo posible y siempre priorizando la atención de los pacientes, horarios de mayor duración, sobre todo en la unidad de prealta. Otra medida adoptada ha sido permitir la entrada de familiares en la unidad en los casos de pacientes en la última fase de su vida, para que estén acompañados por sus seres queridos en esta etapa.

En las próximas semanas se hará un protocolo que permitirá incorporar a los familiares que lo deseen en los cuidados de los pacientes, con el consiguiente aumento de su permanencia junto a ellos.

Respecto a la confortabilidad, se han iniciado mejoras tanto para los pacientes como para los familiares, entre ellas un plan de renovación de mobiliario clínico, gracias al que se han reemplazado ya ocho camas. Las nuevas camas, adquiridas por un valor de 50.000 euros, tienen incorporada una superficie dinámica para disminuir el riesgo de aparición de úlceras por presión, con un sistema automático de detección del peso del paciente que calcula la presión a ejercer por la superficie del colchón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios