1868 hace 150 añosPintura de Silvera para la Catedral

El modesto y joven sacerdote de nuestra ciudad, Antonio Silvera, acaba de trazar una obra llena de vida, original y de mucho efecto. Se trata de un cuadro con un pasaje de la vida de los santos patronos, San Servando y San Germán, cuando derrocaban ídolos, exaltaban la cruz y restituían la salud a los enfermos. La obra ha sido muy difícil, en razón de la altura que ha de ser colocada, en la capilla mayor de la Catedral. Sirvan estas líneas para felicitar sinceramente a Silvera.

Baile.El jueves, los socios del Círculo Recreativo obsequiarán a las jóvenes con una reunión de confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios