El guardia civil Fernando Trapero fallece tras cuatro días de agonía

  • Muere el agente de 23 años en coma profundo desde que fuera tiroteado en Capbreton

El agente de la Guardia Civil Fernando Trapero Blázquez falleció ayer en el Hospital de Bayona. El agente, de 23 años, permanecía en estado crítico desde el pasado sábado, cuando fue tiroteado por miembros de la banda terrorista ETA en la localidad francesa de Capbreton, cerca de Bayona.

Mañana se celebrará el funeral de Estado en memoria de Fernando Trapero, en el colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil Duque de Ahumada, en Valdemoro (Madrid), por expreso deseo de la familia. Fuentes de la Guardia Civil también informaron a Efe que el cuerpo del agente llegará hoy a la base aérea de Getafe, en Madrid, desde donde será trasladado al citado colegio, lugar donde se instalará también la capilla ardiente.

Los Reyes enviaron un telegrama a la familia de Fernando Trapero en el que reiteran su "más rotunda condena" por el asesinato y transmitieron su apoyo "en estos momentos tan tristes".

Según informó un portavoz de la Casa del Rey, el Monarca también envió un telegrama al director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, en el que manifestó su "rotunda condena" al "cobarde atentado" del sábado.

Por su parte, el príncipe Felipe y su esposa, doña Letizia, expresaron su "más profundo sentimiento de pesar" por la muerte de Trapero, además de su "más firme repulsa y condena ante tan execrable acto terrorista" y "su mayor afecto a sus familiares y compañeros".

Los familiares del agente fallecido, de 23 años, soltero y sin hijos, han donado todos sus órganos, según informaron a Efe fuentes oficiales.

El Pleno del Ayuntamiento de la localidad abulense de El Tiemblo aprobó por unanimidad, en reunión extraordinaria, conceder la Medalla de Oro del municipio al joven guardia civil.

El salón de plenos del Consistorio se quedó pequeño para acoger a las decenas de vecinos de este municipio, del que procede la familia de Trapero y a la que solía acudir de vacaciones, que asistieron a la sesión con gesto "compungido". Todos los grupos del Consistorio acordaron dar el nombre de Fernando Trapero a una de las calles de la localidad así como dedicar otra de las vías a la Guardia Civil.

Justo a la misma hora en que se confirmaba la triste noticia del fallecimiento del agente, la Policía francesa detenía a los etarras que mataron a Trapero y a su compañero, Raúl Centeno, que murió casi en el acto, el sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios