La gran pontona que trabajará en el puente ya está en la Bahía

  • Con 91 metros de eslora y capaz de desplazar 3.900 toneladas, la infraestructura se une en junio a las obras del nuevo acceso. Llega al muelle portuense desde Singapur

La Eide Barge 43 se encuentra ya en aguas gaditanas. Es la pontona gigante que el próximo mes se unirá a las obras del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz.

Con 91 metros de eslora, más de 30 de ancho y capaz de desplazar 3.900 toneladas, la gran infraestructura atracó en el muelle de El Puerto de Santa María a comienzos del mes de mayo tras partir de Singapur. Será durante las obras del tercer acceso cuando se estrene la gran pontona después de ser adquirida por la empresa Dragados, responsable de construir el segundo puente.

A pesar de que en un principio estaba previsto que la pontona hiciera escala en el puerto de Huelva antes de llegar a Cádiz, finalmente no ha sido así. Por el momento, la gran infraestructura permanece atracada entre los bolardos 8 y 13 del muelle de El Puerto de Santa María a la espera de salir a la Bahía rumbo a la capital.

La Eide Barge 43 permitirá iniciar los trabajos de los pilares que se levantarán en aguas de la Bahía gaditana, entre diez y once dependiendo de si finalmente elsegundo pilar -más próximo al extremo de Cádiz -, se construye en el mar o sobre la península creada para servir como base a la primera, un asunto que el Ministerio de Fomento decidirá en los próximos días. En cualquier caso, la pontona dará vía libre al inicio de los trabajos de la pila 12, una de las dos grandes torres atirantadas que soportará el segundo puente y que tendrá 187,1 metros de altura. La otra, en el Muelle de la Cabezuela, tendrá 181,24 metros.

Así, y según relató hace tiempo Javier Manterola, el ingeniero navarro responsable de la redacción del proyecto, la pontona Eide Barge 43 será la infraestructura encargada de todas las operaciones de transporte de maquinaria y materiales hasta la zona de actuación, en plena Bahía. Pero una de sus grandes funciones será la de trasladar cada uno de los tramos del tablero del puente desde El Puerto de Santa María, donde se construirán, hasta la Bahía. Una vez allí, unas grúas levantarán la pieza y posteriormente se soldará al tramo ya existente. En concreto, la gran pila 12 llevará un anclaje al que se unirá un tramo de tablero de 55 metros sin tirantes y que se apoyará en la torre. A partir de este tramo se soldarán el resto de piezas del tablero a ambos lados de la torre. Sin embargo, antes de iniciar los trabajos de la gran pila 12 sobre agua será necesario fabricar los recintos estancos con los que se trabajará en el mar. Tras la incorporación de la gran pontona a las obras del puente, se estima que los trabajos en el mar requerirán más empleados, sobre todo personal experto en técnicas náuticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios