Cádiz

El gigante sigue su ruta

  • El 'MSC Eloane' puso rumbo a Tánger después de una semana de estancia en Cádiz

Ha sido imposible evitar que la estancia en Cádiz del MSC Eloane se haya convertido en todo un espectáculo. Sus gigantismo, con sus 400 metros de eslora y casi 60 metros de manga (ancho del buque), ha hecho que el buque y su carga se hayan convertido en parte del skyline de la Bahía durante los últimos siete días.

A su tamaño se une la circunstancia que lo trajeron hasta Cádiz y el reguero de curiosidades que dejó en aguas gallegas. De hecho, según informa aún la prensa de Vigo, muchos gallegos se están fumando tabaco del que portaba el MSC Eloane en sus contenedores. Según La Voz de Galicia, a las arenas de las playas del lugar fueron llegando numerosos botes de leche infantil, además de paquetes de viruta prensada del tipo del que se usa en los establos, o cartuchos de tinta. A todo esto se sumaron cientos y cientos de cartones de tabaco que quedaron, en su mayoría, poco aprovechables, a excepción de algunos cartones que, dado el hermetismo de su empaquetado, no llegaron a mojarse, facilitando un simpático titular: "El tabaco caído al mar del carguero Eloane ya se fuma en Fisterra".

Una estancia plagada de anécdotas que ha dejado al puerto de Cádiz con la moral muy alta. El MSCEloane no sólo queda anotado en los anales del puerto de Cádiz como el barco más grande de su historia sino que ha demostrado contar con una infraestructura y unos servicios portuarios a la altura de cualquier otro puerto de la zona.

Tras la marcha, rumbo a Tánger y posteriormente a Barcelona del Eloane, queda tras de sí una terminal estrenada con un Triple E aún con muchos temas pendientes (PIF, ferrocarril, túnel de acceso...) y aún con mucha burocracia por delante antes de su inauguración oficial que, de momento, se ubica bien entrado el año que viene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios