El fiscal pide 6 años para el acusado de una violación en Manuel Rancés

  • El Ministerio Público sostiene que el procesado se aprovechó de que la supuesta víctima había bebido o ingerido tóxicos

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz. Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz.

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz. / joaquín hernández 'kiki'

El Palacio de Justicia gaditano acoge hoy la celebración del juicio contra el acusado de violar a una joven extranjera en 2016 después de haber pasado la noche en la Punta San Felipe. El fiscal pide para el procesado seis años de prisión por el delito de abuso sexual mientras que la acusación particular plantea una pena superior: ocho años de cárcel. Ambas acusaciones solicitan una indemnización a favor de la supuesta víctima de 15.000 euros.

En su escrito de calificación provisional, el fiscal expone que la madrugada del 24 de enero de 2016 el encausado se encontraba a las afueras de un pub, sito en la Punta San Felipe, cuando vio salir a una joven -de 22 años y nacionalidad extranjera- a la que había visto en el interior del bar momentos antes y con la que había intentado ligar "sin éxito alguno", dada la negativa de ésta.

El juicio se celebra hoy en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz

El Ministerio Público precisa en sus conclusiones que cuando la chica abandonó el local se encontraba "carente de control corporal alguno, con síntomas evidentes de previa ingesta de alcohol o tóxicos que le impedían controlar sus movimientos y actos".

El procesado, subraya la acusación pública, "con la clara intención de aprovecharse de esta situación y para darse satisfacción sexual", la agarró y la llevó hasta la calle Manuel Rancés, la introdujo en un portal, la desnudó de cintura para abajo y la violó. Todo esto sin que la supuesta víctima, dado su estado, pudiera efectuar manifestación o defensa alguna, puesto que estaba carente de voluntad y sentido. Después de lo sucedido, el acusado abandonó a la joven en el referido portal semidesnuda.

Según la Fiscalía, la chica fue encontrada sobre las seis de la mañana de ese mismo día "llorando, vomitando y escondida entre una moto y una pared" por un vecino de la zona que bajó al portal alertado por los ruidos que oyó y que identificó como forcejeos y porrazos.

Dos días más tarde, señalan las conclusiones provisionales de la Fiscalía, la mujer fue examinada conjuntamente por la ginecóloga de guardia y el médico forense. Tras un estudio biológico de las muestras que le fueron tomadas, los especialistas concluyeron que existían en las mismas "coincidencias con el halotipo que define al acusado".

Además de la pena privativa de libertad y de la indemnización, el fiscal solicita seis años de libertad vigilada para el procesado y la prohibición de acercarse a la joven a menos de 200 metros por otros siete años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios