La familia del fallecido en Urgencias dice que no se siguió el protocolo

  • Estudian la posibilidad de emprender la vía judicial · La Delegación Provincial de Salud prosigue ahora con la evaluación del caso para esclarecer si existió negligencia

Comentarios 2

La Delegación Provincial de Salud continúa estudiando el caso del fallecimiento de un hombre de 49 años el pasado 11 de junio en Urgencias del Puerta del Mar. Esto con el fin de dilucidar si existen indicios de posible negligencia y, por tanto, si sería necesario abrir una investigación.

Mientras tanto los familiares, que consideran que el fallecido no recibió la atención médica adecuada, aseguran que no se cumplieron los protocolos establecidos en este tipo de situaciones que indican un inmediato ingreso en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos).

El hombre de 49 años de edad, con las iniciales J.O.V., llamó a los servicios de emergencia tras sufrir varias descargas del Desfibrilador Automático Implantable (DAI) con el que vivía desde hacía tres años, algo que era indicativo de un posible fallo cardíaco. Esto dado que el aparato, similar a un marcapasos, emite una descarga de energía suficiente para revertir una arritmia y evitar un paro del corazón.

El 061 se personó en la vivienda del paciente a las nueve menos veinte de la mañana. Tras realizarle un reconocimiento, el personal sanitario concluyó que, como se especifica en el informe médico, "el paciente se encuentra asintomático en todo momento", es decir, que la exploración física no indicaba anormalidad. De este modo, se diagnostica una posible disfunción del aparato y se envía una ambulancia de traslado al domicilio para llevarlo al hospital "para comprobar el funcionamiento del DAI".

Sin embargo la familia alarmada no esperó a la ambulancia y trasladó a J.O.V. de urgencia al hospital. Este, tras 50 minutos de espera y después de ser atendido por otro médico de Urgencias que le mandó una analítica y otras pruebas, tuvo una parada cardiorespiratoria que le produjo una muerte súbita.

Los familiares, que están estudiando emprender acciones judiciales, consideran que hubo una actuación negligente tanto de los servicios de emergencia como por parte del hospital. Esto ya que, como entienden y tal y como señala la Unidad de Arritmias del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada en la Revista Española de Cardiología, en caso de descargas múltiples del desfibrilador debe darse alta prioridad al enfermo e ingresarlo en la unidad de cuidados críticos.

De este modo, reclaman que J.O.V. no fue correctamente atendido y que debió haber sido ingresado de inmediato, por prevención y dado el caso, a pesar de que aparentemente el paciente estuviese bien o de que se sospechase un fallo en el aparato.

La Delegación Provincial de la Consejería de Salud de la Junta por su parte, como se ha apuntado, se limita a señalar que se está estudiando el caso. Sin embargo sí ha querido incidir en unas declaraciones realizadas el pasado viernes en las que mostraron su preocupación por la 'judicialización' de las actuaciones sanitarias que, a su juicio, en vez de contribuir a mejorar la asistencia "trasladan a la ciudadanía una serie de informaciones sin rigor que causan alarma entre la población". Salud también quiso aclarar, en contra de la información difundida por la agencia de noticias Europa Press y publicada por este periódico, que en ningún caso señaló que el 061 hubiese trasladado al enfermo al hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios